Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusan a un educador de abusos sexuales a menores en un centro de internamiento

"Me hacía poner pantys y me enseñaba fotos"... Es el testimonio de un hombre que asegura haber sido sometido a abusos sexuales por parte de un educador del centro de menores donde estuvo internado hace diez años. Ahora con 27 se ha decidido a acusar al presunto pederasta que trabajaba en un centro de Tenerife.
Cuando al fin, logró salir del centro, los abusos no cesaron y el educador siguió manteniendo encuentros con él.
El pedófilo, presuntamente, se ganaba la confianza de los chicos hasta que conseguía tener sexo con ellos.
Los abusos podrían haberse producido durante dos décadas y al menos 10 niños podrían haber sido victimas, pero hasta ahora sólo cuatro se han atrevido ha denunciarlo.
"Por miedo, por vergüenza no me había atrevido a hablar antes", cuenta este hombre, el único que ha hablado de lo vivido años atrás.