Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ada Colau: "En estos momentos Europa no puede dar lecciones a nadie"

Pide a las universidades cooperación por la paz y la defensa de los derechos humanos
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido colaboración a las universidades árabes y europeas para trabajar por la paz, la democracia y la defensa de los derechos humanos ante la crisis de los refugiados, sobre la que ha lamentado: "En estos momentos, Europa no puede dar lecciones a nadie", ya que muchos países árabes están acogiendo a más personas.
Lo ha dicho este jueves en la apertura de la III Conferencia Araboeuropea de Educación Superior sobre la misión social de las universidades y la integración de refugiados, en la que dialogarán hasta el viernes representantes de las universidades de Europa, Oriente Medio y norte de África.
La alcaldesa ha señalado que la conferencia tiene que servir para estrechar la cooperación y la fraternidad entre los países europeos y árabes y sus universidades, y ha destacado que, como ciudad mediterránea, Barcelona ha significado un nódulo en el intercambio de las relaciones, por situación geográfica, pero también por identidad y vocación.
EDUCACIÓN Y CULTURA
Ha apostado por adoptar una mirada de región para abordar un momento complejo y difícil y ha destacado que, con la ayuda de las universidades, se puede lograr poner a "las personas y la dignidad humana" en el centro de todo, para lo que la educación y la cultura tienen un papel importante.
Coalu ha destacado que la ciudad es una de las capitales universitarias del Mediterráneo, una región que une tres continentes en la que es necesario avanzar en red e impulsar una estrategia comuna de educación superior, en la que Barcelona quiere impulsar el desarrollo y la acogida