Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los indignados 'tomarán' el aeropuerto de Ciudad Real para protestar por su gestión

Interior del aeropuerto de Ciudad RealEFE/ archivo

Al menos medio centenar de miembros del Movimiento 15-M han iniciado, a las 9.00 horas desde la Plaza Mayor de Ciudad Real, una marcha hacia el aeropuerto, para acampar durante el fin de semana con el objetivo de "protestar por la gestión de la infraestructura y la situación de fracaso en la que se encuentra, tras haber contado con participación económica y subvenciones de las arcas de la Comunidad Autónoma".

Esta iniciativa coincide con la salida de los últimos vuelos desde la infraestructura, puesto que la compañía aérea Vueling ya anunció este verano que dejará de operar el 29 de octubre debido a su "baja rentabilidad".
Así lo ha explicado uno de los integrantes del movimiento, quien ha añadido que entre las actividades que han planificado se encuentran varias mesas de debate en las que tratarán de dar a conocer a todos los asistentes la evolución de la infraestructura desde sus inicios, para lo que contarán también con la opinión de ecologistas que se han sumado a las actividades de manera individual.
La decisión de acampar en el complejo aeroportuario los días 29 y 30 de octubre se decidió en la última asamblea provincial celebrada hace diez días, a propuesta de la delegación de "indignados" de Puertollano y después de que se conociera la noticia de que los administradores concursales habrían solicitado el cierre temporal de la infraestructura una vez que el sábado saldrá el último vuelo de la última compañía que aún opera desde el aeródromo ciudadrealeño.
Asimismo, otro de los objetivos perseguidos por el movimiento con este acto reivindicativo, en el que está previsto que participen miembros de las asambleas del 15-M de Manzanares, Tomelloso, Alcázar de San Juan y Valdepeñas, además de otros ciudadanos que se sumen a título particular es mostrar de forma pacífica su reprobación por el daño "que ha provocado la infraestructura a Castilla-La Mancha", ya que "no ha llegado el supuesto desarrollo económico y social que iba a traer el aeropuerto".
Sobre la asistencia de otros colectivos que a lo largo de la construcción del complejo se han posicionado en contra del proyecto, advirtió de que "somos apartidistas y asindicales", por lo que no invitarán a entidades de forma expresa, tan sólo "admitirán" a personas que coincidan con el objetivo de esta "acción simbólica".
Solidaridad
Con el acto también persiguen solidarizarse con los alrededor de noventa trabajadores de la plantilla del aeropuerto, actualmente sometidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y cuyo futuro "es de lo más incierto", pues "por culpa de una mala gestión" estos empleados se encuentran  en una situación "complicada".
Por ello, los 'indignados' se pondrán a disposición y les invitarán a participar en las distintas actividades que, con carácter reivindicativo, desarrollen durante el fin de semana.