Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aeropuertos y aerolíneas europeas piden una revisión de las restricciones de vuelo

"Aunque las aerolíneas y aeropuertos de Europa consideran la seguridad una prioridad absoluta, se cuestionan la proporcionalidad de las restricciones de vuelo actualmente en vigor", indicó ACI Europe en un comunicado suscrito también por AEA. 
"La erupción del volcán islandés no es un acontecimiento sin precedentes y los procedimientos aplicados en otras partes del mundo para las erupciones volcánicas no parecen hacer necesarias las restricciones que han sido impuestas en Europa", prosigue.
El secretario general de la AEA, Ulrich Schulte-Strathaus, afirmó que los vuelos de verificación efectuados por varias compañías no han puesto de manifiesto "ninguna irregularidad en absoluto". "Esto confirma nuestra petición para que se apliquen otras opciones para evaluar el riesgo real. Por ejemplo, la FAA tiene un procedimiento vigente a nivel mundial para identificar zonas de exclusión de vuelo", dijo en referencia a la Administración Federal de Aviación estadounidense.
"Las aerolíneas deben poder volar donde sea seguro volar y tomar las decisiones en consecuencias. Es lo que nos demandan nuestros pasajeros", dijo Schulte-Strathaus.
El director general de ACI Europe, Olivier Jankovec, dijo, por su parte, que la paralización de 313 aeropuertos es ya peor que el cierre del espacio aéreo estadounidense tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Así, más de 6,8 millones de pasajeros se habrían visto afectados y las pérdidas se cifrarían para los aeropuertos en cerca de 136 millones de euros, dijo.
"Muchos miles de pasajeros siguen atrapados en los aeropuertos debido a esta situación. La seguridad sigue siendo una prioridad no negociable, pero no es incompatible con nuestra legítima demanda de que se reconsideren las actuales restricciones", apostilló. EBP