Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados Hepatitis C lamenta "la escasa predisposición" de la Consejería de Salud para llegar a acuerdos

La Plataforma de Afectados de Hepatitis C, tras un primer encuentro con la Consejería de Salud, lamenta "la escasa predisposición que ésta muestra para llegar a acuerdos".
Según explican en un comunicado de prensa, resulta "decepcionante ver que en otras Comunidades Autónomas se están realizando reuniones de colaboraciones con las plataformas de afectados mientras que en La Rioja no hay acercamiento".
Tal y como recuerdan, la plataforma ha expuesto todas sus "reivindicaciones" que se pueden resumir en tres puntos claves: "tratamiento para todos los afectados, presupuesto específico para los fármacos de última generación, y actuaciones en salud pública para emprender acciones preventivas frente a la Hepatitis C".
"Somos conscientes de que un presupuesto de Salud ha de estar abierto a todas las vicisitudes que puedan surgir, pero además establecer una cantidad destinada a los tratamientos de los afectados, que se sabe con certeza que hay que atender, sería un signo de buena planificación y gestión sanitaria", indican.
De los pilares básicos que garantizan nuestra salud: salud pública, salud laboral y asistencia sanitaria, en el mejor de los casos "podríamos aceptar que se nos está prestando asistencia sanitaria a los enfermos más graves para reducir, a corto plazo, el número de muertes provocados por la Hepatitis C, ¿pero el resto?".
"Queremos recordar que el Sistema Público de Salud de La Rioja es responsable de garantizar la atención integral de la salud también mediante actividades de promoción de la salud, salud pública y prevención de las enfermedades", indican.
Para la Plataforma "es responsabilidad de nuestro Gobierno la promoción de hábitos de vida saludables en la población, la promoción de la salud y prevención de las enfermedades con especial atención a los grupos de mayor riesgo. La educación para la salud es un elemento primordial para contribuir a la mejora de la salud individual y colectiva".
Con todo ello, continúan, "no queremos una administración sobreprotectora, queremos una administración que informe cumplidamente a la población, con datos suficientes para que los ciudadanos podamos hacernos responsables de nuestra salud".
Puesto que desde la Plataforma de Afectados de Hepatitis C "somos responsables, vemos la necesidad de lanzar campañas de concienciación adecuadas a jóvenes y mayores, sin crear alarma, pero explicando ampliamente los riesgos de determinadas prácticas".