Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados vehículos, comercios y edificios públicos de Pamplona por la tormenta

Vista parcial del barrio pamplonés de Mendebaldea tras las tormentas de lluvia y granizo caídas anoche en la zona y que afectaron a una veintena de vehículos en la calzada y en garajes, así como a varios comercios y edificios públicos en la calles Miluce y adyacentes. EFEtelecinco.es
Las tormentas de lluvia y granizo caídas anoche en la comarca de Pamplona han afectado a una veintena de vehículos estacionados en la calle y en algunos garajes del barrio de Mendebaldea, así como a varios comercios y edificios públicos.
Las principales incidencias, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, han tenido lugar en la calle Miluze de dicho barrio y en las cercanías de la Casa Consistorial, donde, al cegarse las alcantarillas, el agua se desbordó y entró en las oficinas de casa Marceliano, el Seminario Viejo de San Juan, el Mercado de Santo Domingo y algunos comercios.
En la calle Miluze, según dicha fuente, sobre las 00:20 horas, algunos coches se vieron sorprendidos por una gran balsa de agua que ocupaba los dos sentidos de la circulación y en esta misma zona, que quedó cortada al tráfico, una mujer tuvo que ser rescatada de su coche por la Guardia Civil.
El desbordamiento de una alcantarilla inundó dos garajes en esta misma calle, donde un coche y una furgoneta se vieron desplazados por el agua, así como los contenedores de basura, que a su vez desplazaron un turismo.
En conjunto, en esta calle se han visto afectados al menos doce vehículos.
El servicio municipal de grúa ha ido retirando los vehículos que obstaculizaban la circulación y ha limpiado la zona, que ha quedado abierta a las 5:00 horas.
A las 00.45 horas, los problemas se detectaron en el barrio de San Jorge, donde se produjo una balsa de agua de hasta 60 centímetros de profundidad y varios vehículos quedaron atrapados y la avenida de Navarra tuvo que ser cortada al tráfico hasta las 4:00 horas.