Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultores de regadío defienden ante Bruselas que los planes del Ebro y del Tajo cumplen normas medioambientales

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, ha defendido ante la Comisión Europea este martes 24 de mayo la importancia del regadío en España y ha dejado claro que los planes hidrológicos del Ebro y del Tajo cumplen las normativas europeas medioambientales.
"Hemos defendido el regadío español y la planificación hidrológica. Los usuarios hemos apoyado los planes hidrológicos, como se demostró en el Consejo Nacional del Agua. Más del 80% de todos los asistentes los apoyaron, incluido por supuesto los planes hidrológicos del Tajo y del Ebro", ha explicado en declaraciones a la prensa Del Campo tras su reunión con un representante de la Comisión Europea y un posterior encuentro con eurodiputados para explicar la situación del regadío español.
"Si bien, por supuesto, todo es mejorable, estos planes representan un marco estable con el que llevar a cabo de forma segura, organizada y sin conflictos el complejo reparto del agua en España, en el que con alrededor de 30.000 millones de metros cúbicos hay que atender todas las demandas", ha explicado, al tiempo que ha defendido que dicho reparto "se hace bajo criterios técnicos y no políticos", "la única manera de garantizar el interés general sobre el localista".
Del Campo ha explicado que los planes hidráulicos en España cumplen "exactamente" la normativa europea medioambiental y ha dejado claro que los agricultores de regadío son "los primeros interesados en la conservación del medio ambiente". "Somos los agricultores los que vivimos en el medio natural y del medio natural. De la explotación de ese medio va a depender el modo vivendi de las generaciones futuras y de nuestros hijos y descendientes", ha justificado.
Preguntado si desde el Ejecutivo comunitario les han avanzado cuando concluirán si los planes hidrológicos españoles cumplen o no las normativas europeas, Del Campo ha explicado que "están estudiándolo" y que les han evitado dar "un calendario".
Del Campo ha insistido en que "la contaminación peor" hoy en día "no es la contaminación difusa ni mucho menos de los agricultores, sino la contaminación política, utilizar el agua no buscando el bien común sino para usos partidistas y usos localistas".
NECESIDAD DE LAS OBRAS
El presidente de FENACORE ha insistido en "la necesidad" de las obras de regulación hidráulica en España para abastecer a la población y aumentar la productividad del campo de forma sostenible.
"Gracias precisamente a esas obras de regulación, estamos viviendo más de 70 millones de habitantes con la población flotante", ha subrayado, al tiempo que ha incidido que el regadío "es la única forma" de lograr aumentar la producción de alimentos "de forma sostenible", recordando que la propia FAO estima que se necesita aumentar "más de un 40% antes del 2030 y más de un 70% antes del año 2050" la productividad para garantizar el abastecimiento alimentario.
"Y eso solo se puede conseguir con regadío porque una hectárea de regadío produce como ejemplo en España como seis hectáreas de secano", ha resumido, recordando que "el regadío sólo ocupa el 15% de la superficie agraria útil". "Queremos seguir avanzando en la planificación", ha zanjado.
MEDIR LA CANTIDAD Y NO SÓLO LA CALIDAD DEL AGUA
También ha dejado claro que "la planificación hidrológica en el caso de los países del Mediterráneo no puede estar enfocada sólo a la calidad de las aguas, sino también a la cantidad". "Por eso he puesto el ejemplo de las obras hidráulicas", ha remachado.
Desde FENACORE han defendido que el plan del Tajo duplica la reserva mínima estratégica actuales en los embalses de Entrepeñas y Buendía --de 240 hectómetro cúbicos han pasado a 400 hm3--, mientras que en el caso del Ebro, incluso circula por su Delta una cantidad muy superior al mínimo garantizado --286 m3/segundo frente al mínimo, fijado en entre 80 y 150 m3/segundo--.
La eurodiputada del PP, Rosa Estaràs, quien participó en la misión de investigación de la Comisión de Peticiones de la Eurocámara que se desplazó en febrero al Delta del Ebro y del Tajo para indagar las denuncias sobre el estado de varios ríos y cuencas hidrológicas, ha reconocido que "la Comisión ha ido haciendo observadores" pero ha insistido en que "esas observaciones han sido recogidas por los planes hidrológicos".
"Se cumple la directiva nacional del agua y las de medio ambiente y de hábitat, como no podría ser de otra manera", ha asegurado, al tiempo que ha dejado claro que "se trata de ir mejorando continuamente" y por ello la Comisión seguirá remitiendo observaciones a todos los países para mejorar en la gestión del agua, incluido España. "Esto no es nunca un proceso estático sino un proceso permanente de observaciones y de rectificaciones y cumplimientos", ha dicho.
"Habrá más intercambio de información" con la Comisión Europea, ha agregado el vicepresidente del Parlamento Europeo y expresidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, que ha considerado "positivo" que la Comisión escuche a "las dos partes y no solamente a una" antes de decidir sobre los planes españoles.