Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcaldesa de Zamora ve un "ataque" a los derechos civiles la expulsión de Marruecos para evitar "testigos incómodos"

La alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, considera un "ataque" a los derechos civiles la expulsión "preventiva" y "totalmente injustificable" de Marruecos que ha sufrido una delegación castellanoleonesa de ayuda al pueblo saharaui de la que ella formaba parte.
Valdeón, en un comunicado recogido por Europa Press, ha criticado la expulsión de una delegación "pacífica" y con ciudadanos de un país que ni siquiera necesitan visado para acceder a Marruecos.
"Es un ataque a los derechos civiles y solo puede explicarse pensando que los marroquíes no quieren testigos incómodos del trato que recibe el pueblo saharaui en los territorios ocupados", ha señalado.
Asimismo, la alcaldesa ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que sabían que era algo que podía pasar ya que la actitud de Marruecos en territorios ocupados es muy dura y no es la primera vez que pasa.
En este sentido, ha remarcado fue ella misma quien, desde las escaleras del avión, ha tratado de negociar la entrada en un aeropuerto tomado, pero no ha sido posible. No obstante, ha subrayado que esta situación no hace más que reafirmarle en su lucha.
La delegación castellanoleonesa, encabezada por la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, y la Presidenta de la Unión de Asociaciones de Castilla y León Solidarias con el Pueblo Saharaui (UACyL), Inés Prieto, había volado al Aaiún este viernes con el fin de conocer de cerca la situación del pueblo saharaui y establecer vías de colaboración social y humanitaria.
"Un objetivo, que como viene siendo habitual, ha frustrado el Gobierno de marroquí al impedir que la delegación bajase del avión, con un amplio y desproporcionado despliegue policial intimidatorio y con la única explicación de 'alcaldesa sabemos a lo que vienes'", ha señalado en el comunicado la delegación.
Frente a la "hostilidad" del recibimiento a su llegada al aeropuerto Hassan II, Rosa Valdeón ha tratado de explicar "inútilmente" a las autoridades marroquíes que el objetivo de su visita respondía a motivos sociales y humanos.
Las mismas fuentes han señalado que esta "desmedida persecución" hacia las personas y colectivos que se solidarizan con el pueblo saharaui es "una constante" por parte de Marruecos pero se ha intensificado en los últimos años en una "clara actitud de aislamiento hacia la población de origen saharaui". De ahí, el interés y la posterior frustración de los grupos que tenían previsto reunirse con la alcaldesa y el resto de los miembros de la delegación.
VULNERACIÓN DE DERECHOS
Por su parte la presidenta de la UACyL solidarias con el pueblo saharaui, Inés Prieto, ha reiterado su denuncia de vulneración de los derechos humanos que es una constante en los territorios ocupados, así como el "cerco y el aislamiento" que se mantiene a lo largo de los años sobre la población saharaui por parte del Gobierno marroquí.
En los últimos meses, ha recordado, Maruecos ha impedido la entrada en el Sáhara Occidental a 42 personas. Todas ellas trataban de visitar los territorios ocupados con fines pacíficos y humanitarios y con el único objetivo de conocer la situación en la que vive pueblo sharaui en estos territorios.
La Federación de Castilla y León, al igual que el resto de agrupaciones de ayuda al pueblo saharaui en todo el territorio español, ha exigido que se permita la entrada a los territorios ocupados para poder comprobar la situación que vive el pueblo saharaui y que ellos mismos describen como una situación de "encarcelamiento" y "constante persecución y violación de los derechos humanos".
Tanto Rosa Valdeón como Inés Prieto, que mantienen una estrecha vinculación con la población de los campamentos de refugiados, tenían previsto intercambiar información que pudiera facilitar la comunicación entre las familias que fueron divididas en su día y que no han podido mantener contacto alguno desde la dura separación a la que fueron sometidas.
Rosa Valdeón lamenta esta situación desde el punto de vista humanitario y político y pide a la comunidad internacional que se implique de manera decida y definitiva en la resolución de un conflicto que se arrastra desde hace casi 40 años.
Las mismas fuentes han recordado que se trata de un conflicto en el que "España no puede obviar su papel y su vinculación histórica como antigua provincia española".
Inés Prieto y Rosa Valdeón han recordado que este es el único proceso de descolonización sin finalizar y que la situación no puede seguir manteniéndose de forma indefinida "la ayuda humanitaria a los campamentos de refugiados seguirá manteniéndose, pero eso no es suficiente".