Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aldeas Infantiles SOS trabaja para ofrecer un futuro de recuperación a los niños huérfanos a causa del ébola

Aldeas Infantiles SOS está trabajando con los gobiernos nacionales y otras instituciones internacionales para proponer medidas a medio y largo plazo a fin de ofrecer un futuro de recuperación y oportunidades a los más de 3.700 niños de Sierra Leona, Liberia y Guinea que se han quedado huérfanos a causa de los daños causados por el ébola, y están sufriendo la estigmatización y el rechazo de su entorno por miedo a la enfermedad.
En los países afectados, la organización está realizando una evaluación "urgente" para valorar la situación en la que se encuentran estos niños no acompañados, elaborar un registro y cooperar con los gobiernos nacionales y otras instituciones internacionales en el diseño y ejecución de medidas a medio y largo plazo, "ya que los efectos del ébola tardarán años en disiparse y los niños que se han quedado solos necesitarán mucho apoyo y protección".
"Los efectos del ébola dejarán una profunda cicatriz emocional en muchos niños", ha lamentadio el secretario general de Aldeas Infantiles SOS Internacional, Richard Pichler, quien insta a los gobiernos a situar a estos niños en "lugar prioritario de sus agendas políticas".
A medida que avanza la epidemia, aumenta el número de niños sin atención parental. "Los terribles efectos económicos, sociales y psicológicos de este brote continuarán durante años y tenemos que estar preparados para el hecho de que aún más niños queden huérfanos y más padres tengan dificultades para proporcionar un entorno estable para que sus hijos puedan crecer", ha explicado.
ÉL ÉBOLA PROVOCA EL CIERRE DE ESCUELAS Y LA SUBIDA DE PRECIOS
Asimismo, ha añadido, el ébola está ocasionando "escasez de alimentos y productos sanitarios, la subida desorbitada de precios y, por tanto, una gran disminución en el poder adquisitivo de las familias, el cierre de escuelas y programas".
Por ello, la organización española y las de otros países europeos consideran urgente "incrementar las medidas de protección y el suministro de alimentos y material médico para esas familias afectadas". Así, están contribuyendo a un fondo de emergencia para instar a la solidaridad de los ciudadanos a realizar donaciones a través del número de cuenta del Banco Santander: ES79 0049 0001 5321 1003 3332.
Desde el inicio de la crisis del ébola, los equipos de Aldeas Infantiles SOS de Guinea, Liberia y Sierra Leona redoblaron esfuerzos, con ayuda de donaciones internacionales, para "suministrar a las familias alimentos, combustible y material médico". Asimismo, "dotaron al Centro Médico SOS de Monrovia (Liberia) de trajes y equipos de protección" para que pudiera seguir atendiendo a enfermos de otras dolencias e infecciones distintas al ébola.