Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo sirio de Alepo visitará Cantabria para pedir ayuda y denunciar la persecución de cristianos

El obispo de la castigada ciudad siria de Alepo, Antoine Audo (Siria, 1946), visitará Cantabria este fin de semana, 25 y 26 de junio, para denunciar la situación de los miles de cristianos perseguidos por la guerra y para participar en unas jornadas organizadas por la Diócesis de Santander y la Orden de los Trinitarios del santuario de la Virgen Bien Aparecida con el fin de recaudar ayudas.
Las jornadas incluyen este sábado, 25 de junio, el concierto, 'Misa para la Paz', del autor K. Jenkis, que será interpretado por la Coral Salvé de Laredo, a las 21.00 horas en la catedral de Santander, según ha informado el Obispado en un comunicado.
Igualmente el programa incluirá al día siguiente, domingo 26 de junio, un Vía Crucis que estará presidido por los obispos de Santander, Manuel Sánchez Monge y de Alepo, Antoine Audo, que además es también el obispo responsable de Cáritas de Siria.
El Vía Crucis partirá desde la localidad de Marrón y concluirá en el Santuario de la Bien Aparecida, donde los participantes entrarán en el templo para pedir por la paz ante la imagen de la Virgen Patrona de Cantabria.
Para facilitar la ascensión de los fieles hasta el Santuario, la Dirección General de Tráfico (DGT) cortará un carril para que los fieles puedan participar con más comodidad en el Vía Crucis.
El programa de actos ha contado con la colaboración de la fundación de la Santa Sede 'Ayuda a la Iglesia Necesitada', que desde hace muchos años auxilia y denuncia la situación de los miles de cristianos perseguidos en el mundo a causa de su fe.
Esta iniciativa tiene también por objeto pedir donativos para atender a las poblaciones víctimas de la guerra y de la persecución por medio de institución Solidaridad Internacional Trinitaria en España, que atiende y colabora con estos colectivos de damnificados por medio de los religiosos trinitarios que trabajan en áreas conflictivas.
CONCIERTO "MISA PARA LA PAZ"
El primero de los actos de las Jornadas Diocesana y Trinitarias a favor de los Cristianos Perseguidos en Siria consistirá en un concierto en la que la Coral Salvé de Laredo dirigida por José Luis Ocejo interpretará este sábado 25, a las 21,00 horas, en la catedral, 'El Hombre Armado (Misa por la Paz)' del autor Karl Jenkins (Gales, 1944)
Esta composición fue un encargo de las Armerías Reales para celebrar la transición de un milenio a otro (s. XX a XXI). Reflexiona sobre el paso del siglo más desgarrado por las guerras y más destructivo de la historia humana y mira hacia adelante con "la esperanza de un futuro más pacífico".
La obra está dedicada a las víctimas del conflicto de Kosovo, tragedia que se desarrollaba a la par que la composición. Fue estrenada en el año 2000 por la Orquesta Filarmónica de Londres y el Coro Nacional Juvenil de Gran Bretaña, dirigidos por el propio Jenkins.
Los textos los eligieron en común el propio compositor y Guy Wilson, a la sazón gobernador de las Armerías Reales. El armazón de la obra viene dado por la misa católica tradicional e incluye Kyrie, Sanctus, Agnus Dei y Benedictus, que han llegado a ser piezas autónomas en el repertorio.
Pero lo que distingue a la obra son los textos tomados de distintas partes del mundo y de diferentes religiones y culturas. La música es también de inspiración cosmopolita.
PETICIÓN DE AYUDAS Y DONATIVOS
Estas jornadas que contarán con la presencia del obispo sirio de Alepo, Antoine Audo, han contado con la participación de la Diócesis de Santander, de la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar que preside el cántabro, Felipe Santamaría, y de la CONFER, que engloba a congregaciones y órdenes religiosas.
Su objeto es concienciar de la grave situación que atraviesan miles de cristianos que son perseguidos y masacrados en Siria a causa de los atentados del grupo terrorista Estado Islámico (DAES) y de la guerra.
En el actual conflicto de Oriente Medio, la ciudad de Alepo (Norte de Siria), es una de las provincias más castigadas, cuya contienda se ha cobrado ya unos 470.000 muertos y otros 12 millones de desplazados y de refugiados.