Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alerta por calor en Mallorca

Calor en Can Pastilla, en la capital balearEFE
La Dirección General de Emergencias ha decretado el nivel de alerta por calor en Mallorca ante la posibilidad de temperaturas elevadas en el suroeste de la isla, que podrían alcanzar los 34 grados, según la previsión del Centro Territorial del Instituto Nacional de Meteorología.
En concreto, fuentes del Centro Territorial de Meteorología han confirmado que la previsión de temperaturas máximas para este domingo alcanzará los 31 o 32 grados en la zona del aeropuerto de Son Sant Joan y los 30 o 31 grados en la zona de Porto Pi, en Palma, y en áreas del interior de Mallorca.El próximo lunes las temperaturas pueden ascender dos o tres grados, registros que darían lugar al nivel de alerta amarilla, cuyo umbral de activación se sitúa en los 34 grados en el caso de la zona suroeste de Mallorca, que abarca la ciudad de Palma.
El plan Meteobal recomienda a los ciudadanos en caso de altas temperaturas no exponerse al sol en las horas de máxima intensidad, beber mucha agua sin esperar a tener sed y evitar las bebidas alcohólicas y las comidas calientes o pesadas y recuperar la dieta tradicional de verano basada en platos fríos, ensaladas y frutas.
Es recomendable usar ropa apropiada: ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón, evitando la ropa sintética, así como utilizar sombrero o gorra para protegerse del sol y usar protección para los rayos solares.
No es aconsejable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante cuando está haciendo mucho calor. Hay que cuidar a mayores y niños vigilando estrechamente su situación física, animándoles a beber líquidos aunque no manifiesten sed y supervisando la aparición de algún posible síntoma de deshidratación.
En cuanto a las personas obligadas a permanecer en ambientes o en exteriores muy calurosos desarrollando alguna actividad física o trabajo, el plan aconseja que realicen descansos a la sombra y se paren cuando presenten síntomas de enfermedades causadas por el calor y que organicen el trabajo más pesado en las horas más frescas del día.
En el caso de las recomendaciones en el interior de los domicilios, el plan aconseja mantener las ventanas y persianas cerradas durante el día para proteger la vivienda del calor y aprovechar a ventilar la casa por la noche, cuando las temperaturas han descendido