Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego de Torremanzanas (Alicante) está estabilizado y sin llama

El incendio forestal declarado este domingo en Torremanzanas (Alicante), y que se ha cobrado las vidas de un agente medioambiental y de un brigadista, está estabilizado y sin llama desde primeras horas de la mañana de este lunes, después de que haya afectado a una superficie aproximada de 600 hectáreas, según las primera estimaciones, tal y como ha informado el conseller de Gobernación, Serafín Castellano.

El conseller ha ofrecido estos datos tras la reunión que ha mantenido con alcaldes de localidades próximas al fuego y con técnicos del Puesto de Mando Avanzado (PMA) instalado en Torremanzanas.
Así, Castellano, que ha trasladado su pésame a las familias de los fallecidos, ha explicado que "en estos momentos la situación es de tranquilidad y se está sellando y enfriando el perímetro", a lo que ha agregado que "se espera que en las próximas horas" se pueda dar por controlado, "si se mantienen las condiciones meteorológicas previstas para este lunes de humedad en aumento y descenso de temperaturas".
En cuanto a la superficie afectada por el fuego, ha apuntado que, en una primera estimación, el incendio ha alcanzado en torno a las 600 hectáreas de los términos municipales alicantinos de Benifallim, Penáguila y La Torre de les Maçanes --conocido en castellano como Torremanzanas--.
Además, sobre la posible causa que inició las llamas este domingo ha señalado a la avería de un coche que prendió en llamas junto a una zona de masa forestal.
Dispositivo
Castellano también ha señalado que en el incendio están trabajando 20 medios aéreos, 15 dotaciones de bomberos, 9 brigadas de emergencia, servicios sanitarios, técnicos del PMA, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y voluntarios, así como Guardia Civil y agentes de la Policía de la Generalitat, que seguirán trabajando hasta que el incendio sea dado por controlado, ha añadido.
Por otra parte, el conseller ha recordado que ayer se desalojó un campamento con 130 niños y la Finca de recreo Los Castellanos, con 30 pequeños más, y ha señalado que todos ellos regresaron con sus padres. En cuanto a las personas desalojadas de sus viviendas, ha afirmado que "volverán a su hogar cuando el incendio esté controlado".
Finalmente, ha manifestado que permanece cerrada una carretera por seguridad, "porque se encuentra dentro del perímetro y todavía sigue trabajando una gran cantidad de efectivos en la zona", una vía que se reabrirá al tráfico cuando el fuego se encuentre bajo control, según ha puntualizado.
En el incendio, además de los fallecidos, han resultado heridos otros dos efectivos forestales, uno de los cuales permanece ingresado en estado grave en la Unidad de Quemados del Hospital General de Alicante, mientras que el otro ha sido trasladado al hospital Arrixaca de Murcia.