Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Allegados piden la libertad para el empresario de Almería, que alegará defensa propia

Una veintena de personas entre empleados y familiares de José Antonio G.G., el empresario acusado de matar a tiros a dos miembros de un clan, se han congregado para exigir su libertad a las puertas del Juzgado de Purchena (Almería) , donde el presunto homicida permanece desde pasadas las 10.00 horas.
En medio de un amplio dispositivo de seguridad, el hombre de 47 años ha llegado a la sede judicial ante la que presta declaración como acusado de dos delitos de homicidio procedente de la Comandancia de Almería, donde ha permanecido tras su arresto en la mañana del miércoles, han informado a Efe fuentes del caso.
Alrededor de una veintena de personas entre familiares y empleados de la empresa Mármoles Ballester, de la que es administrador único, le aguardaban a las puertas del Juzgado provistos de pancartas en las que exigían su puesta en libertad al entender, como va a argumentar su letrado, que el empresario actuó en legítima defensa.
Según los datos que han trascendido sobre esta investigación, que se encuentra bajo secreto sumarial, el acusado, experimentado cazador, habría disparado con una escopeta a los dos miembros de un clan que podría estar extorsionándole después de que éstos irrumpieran armados a las 9.00 horas del miércoles en las instalaciones de su empresa, en la que al parecer mantuvieron un enfrentamiento con uno de los hermanos del empresario.
Las víctimas, Juan Petronilo R.T. y Juan Petronilo R.F., tío y sobrino de 52 y 19 años respectivamente y afincados en Albox (Almería), pertenecen al clan de Los Pertolos, que cuenta con antecedentes por delitos de extorsión y por tráfico de drogas, así como por haber participado en al menos un tiroteo.