Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alrededor de un 4% de los mayores padece maltrato físico y hasta el 45% es vulnerable a sufrir maltrato psicológico

Alrededor de un 4 por ciento de los mayores padece maltrato físico y hasta el 45 por ciento es vulnerable a sufrir maltrato psicológico, según denuncian desde el Consejos General de la Psicología y el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, que reclaman el reconocimiento a su dignidad, a ser tratadas con consideración y respeto en la satisfacción de sus necesidades y en su consideración como ciudadanos.
Para ello, coincidiendo con el Día Internacional de toma de conciencia del abuso y maltrato a las personas mayores, han publicado un manifiesto de concienciación y un decálogo de medidas que deben asumirse desde las Administraciones Sanitarias y de Servicios Sociales para erradicar este problema.
"Queremos que se tome conciencia de una realidad que está siendo una de las formas de violencia mas oculta de abusos y negligencia producidos en nuestra sociedad hacia las personas de edad avanzada, intentando generar más reconocimiento del problema, tanto a nivel social como profesional, reduciendo la tolerancia social y familiar causada por la escasa información existente y por la complejidad intrínseca del maltrato", afirman en un comunicado.
Desde la perspectiva de que el maltrato a mayores no es reconocido socialmente a nivel que lo hace el maltrato o la violación de derechos hacia otros colectivos, el colectivo de profesionales de la Psicología se comprometen a dar "apoyo y nuevas oportunidades" para conseguir la mejor vida posible y, para ello, recomiendan un modelo integral centrado en cada persona con una identidad y una biografía.
DECÁLOGO DE MEDIDAS
El su decálogo piden que se promuevan campañas de sensibilización sobre lo valioso de las personas mayores; la participación de las personas mayores en la sociedad; y se elimine el lenguaje estigmatizante como por ejemplo "Clase pasiva", "Asistido", "Enfermo de".
Asimismo, apoyan aquellas medidas que fomenten las relaciones sociales para evitar el aislamiento; y servicios específicos destinados a luchar contre el Maltrato al mayor, similares al O16 o a la ley de Violencia de Género.
Los psicólogos apuestan por una formación específica en el buen trato al mayor, cuidados centrados en la persona, en su historia de vida en aspectos como alimentación, vestido, higiene u otros elementos personales; y un buen diseño ambiental basado en entornos saludables, accesibles, cómodos, seguros y significativos.
Finalmente, consideran indispensable cuidar al cuidador mediante campañas de sensibilización, servicios de apoyo psicológico y toda la ayuda que pueda servir para aliviar la sensación de sobrecarga que aparece fruto del estrés de los cuidados.
Por tanto, creen que es necesario potenciar los servicios de atención psicológica para las personas mayores, "para que puedan trabajar sus emociones, sus sentimientos, sus anhelos, sus deseos, proyectar su futuro, facilitar su toma de decisiones, su desarrollo personal y afectivo, en definitiva, para seguir siendo lo que cada uno de nosotros somos desde el mismo momento de nacer y hasta el último día de nuestra vida, el de nuestra muerte".
Y, finalmente, evitar la estigmatización de los mayores promoviendo el buen trato en los medios de comunicación, evitando las imágenes que generan y potencian los tópicos y los estereotipos, "que dejen de ser noticia cosas tan sencillas como los mayores que hacen cosas completamente normales como bailar, hacer turismo, casarse o acabar una carrera universitaria como si fuera un logro casi imposible de conseguir".
MANIFIESTO POR UN BUEN TRATO
"El buen trato es universal, es el resultado del respeto de los derechos, de la dignidad de la persona, el buen trato no tiene edad e implica reconocer al otro de igual a igual", afirman.
Por ello, recuerdan en 18 puntos que los mayores tienen derecho a decidir, opinar, aprender, enamorarse, a expresar las emociones y a denunciar, cualquier situación de maltrato, negligencia o trato inadecuado tanto en el ámbito familiar como institucional.
Asimismo, tienen derecho a gestionar su patrimonio, sin delegar en nadie, sin ser coartado, ni condicionado; a vivir más y mejor; a acceder a las nuevas tecnologías; a disfrutar de su sexualidad, a decidir sobre su muerte; a preservar la identidad personal, su intimidad y a elegir; y a sentirse útiles y tener el control de sus pertenencias.
Finalmente, recuerdan que no deben ser sujetados mediante elementos de fijación en caso de tener algún tipo de demencia, porque "este tipo de elementos generan fuerte sensación de malestar y multitud de efectos negativos sobre la salud física y psicológica"; y tienen derecho a no ser polimedicados.