Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura destaca el "gran compromiso" de Ainhoa con su trabajo y la "causa saharaui"

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura ha destacado el "gran compromiso" de su cooperante secuestrada en la noche del sábado en los campamentos de Tindouf, Ainhoa Fernández de Rincón, tanto "con la causa saharaui" como con "su trabajo diario".
El presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharui de Extremadura, Eduardo Martín Chávez, ha mandado --en una rueda de prensa que ha ofrecido en Badajoz-- todo su "apoyo, cariño y solidaridad" a la familia de Ainhoa, poniéndose a su disposición "para lo que puedan necesitar".
En su intervención, Martín ha explicado que Ainhoa Fernández de Rincón comenzó a trabajar con esta asociación en septiembre de 2010 como cooperante, y su labor consiste en la "supervisión y coordinación de los proyectos que se están ejecutando en los campamentos de refugiados saharauis en Tindouf", que están financiados por la Junta de Extremadura, diputaciones provinciales y ayuntamientos de la región.
A título personal, el presidente de la asociación ha valorado el "gran compromiso" que Ainhoa "ha demostrado desde el inicio en su trabajo con nosotros, con la causa saharaui y con su trabajo diario", informa este colectivo en nota de prensa.
SIN PROBLEMAS DE SEGURIDAD
Respecto al secuestro, Eduardo Martín ha explicado que se produjo la noche de este sábado 22 de octubre, cuando "sobre las 12 de la noche un grupo armado entra por la fuerza en las dependencias ubicadas en el Protocolo de Rabuni en Tindouf" y secuestró a la cooperante de la Asociación de Amigos y Amigas del Pueblo Saharaui de Extremadura (Aapsex) junto con otros dos cooperantes, Enric Gonyalons y Rosella Urrul.
En ese sentido, ha señalado que en los 36 años que los saharauis llevan en los campamentos de refugiados "nunca ha habido ningún problema de seguridad", debido principalmente a que "las autoridades saharauis cuidan al máximo a los cooperantes de todas las organizaciones que trabajan en los campamentos".
Finalmente, Martín ha querido dar las gracias a todas las autoridades que se han puesto en contacto con la asociación para solidarizarse con la familia de la cooperante y con este colectivo, entre los que ha mencionado a la Delegación del Gobierno en Extremadura, el Gobierno regional, Acnur, la Comunidad de Madrid, y a personas a título individual y ONG que les "están mostrando todo su apoyo".
Además, el presidente de la asociación ha reiterado su llamamiento a "la precaución y prudencia para no entorpecer la labor del Gobierno español y saharaui".