Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amigos de la Tierra critica la falta de ambición del paquete de cambio climático y energía de la UE para 2030

Amigos de la Tierra ha criticado la "falta de ambición" del paquete de cambio climático, energía e industria presentado este miércoles por la Comisión Europea porque, a su juicio, "desoye a la ciencia" y porque provocará el aumento de la deuda climática.
Este miércoles se ha anunciado la planificación europea en materia de clima y energía hasta 2030, un programa que no ha gustado a la ONG, que reclama actuaciones acordes con la ciencia y no con los mercados.
Así, considera que las propuestas de la CE "se alejan" de las recomendaciones de los expertos en clima y llevarán al planeta a superar los 2 grados centígrados de aumento medio de la temperatura global a final de siglo.
UE ha planteado una reducción de gases de efecto invernadero del 40 por ciento en 2030 respecto a 1990 y Amigos de la Tierra estima que esta meta es "insuficiente" y lamenta que no establezcan objetivos vinculantes ni para el ahorro ni para el aprovechamiento energético a partir de las energías renovables.
En su opinión, la reducción de emisiones para 2030 debería llegar al 60 por ciento y tendría que establecerse un objetivo vinculante de ahorro energético del 50 por ciento, así como un incremento de renovables del 45 por ciento para 2030 respecto a los niveles de 1990.
Para el responsable del área de clima y energía de la ONG, Héctor de Prado, cuanto más se notan los efectos del cambio climático menor es la ambición de los gobernantes. "La propuesta de acción de la Comisión no va sólo en contra del medio ambiente y de las recomendaciones científicas, sino que también va en contra los intereses de la gente", ha añadido.
Asimismo, ha lamentado que la industria "ha convencido a los grandes decisores políticos europeos para que alternen la acción climática y la recuperación económica". Sin embargo, advierte de que este punto de vista "ignora completamente" el enorme coste económico que supone adaptarse a los impactos del cambio climático en Europa y obvia los 500.000 millones de euros que se gastan cada año para importar crudo y gas.
Finalmente, Amigos de la Tierra ha mostrado también su oposición al marco de medidas "muy débiles" de la Comisión para regular el gas esquito extraído mediante técnica de fractura hidráulica o fracking.