Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amigos de la Tierra considera que la UE menosprecia la ciencia con los objetivos de clima y energía fijados para 2030

Amigos de la Tierra ha criticado los objetivos del paquete de energía y clima fijados este jueves por el Consejo Europeo para 2030 porque "menosprecian a la ciencia" ya que están "muy por debajo" de los niveles necesarios, por lo que pide a los ministros que inicien las acciones oportunas para luchar contra el cambio climático.
Así, los líderes europeos han alcanzado un acuerdo sobre los objetivos de los Veintiocho para reducir los gases de efecto invernadero y aumentar las energías renovables y la eficiencia energética para el año 2030. Según la ONG estas cifras están "muy lejos de las recomendaciones científicas para encarar los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad".
Las decisiones tomadas se quedan en "al menos" un 40 por ciento de reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero, un 27 por ciento de producción de energías renovables y un 27 por ciento de eficiencia energética.
Con esta decisión, Amigos de la Tierra ha manifestado su "decepción" por la "falta de ambición" de la Unión Europea, a la que recuerda que con estos objetivos, los líderes europeos están obviando los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, IPCC, que alertan de la acción humana como máxima responsable de los impactos del calentamiento global.
Además, critica que el acuerdo tampoco proporciona incentivos para impulsar las tecnologías bajas en carbono por parte de la industria europea, por lo que seguirá dependiendo de las energías fósiles en un contexto político inestable.
La ONG recuerda que un 40 por ciento menos de gases de efecto invernadero en 2030 "no es suficiente" para llegar a una economía sin emisiones en 2050, y deja de lado la oportunidad económica que representa la lucha contra el cambio climático.
Asimismo, subraya que el Consejo ni siquiera ha mencionado el peligro que supone sobrepasar los 2ºC de calentamiento. "El impacto económico de un objetivo tan poco ambicioso será muy negativo. Por esta razón la asociación insiste en aumentar el objetivo y enviar una señal positiva al resto del mundo de cara a las negociaciones de la Cumbre de Cambio Climático, que tendrán lugar en París en 2015", ha manifestado.
Respecto a los objetivos de ahorro y eficiencia energética, lamenta que hayan sido debilitados hasta un 27 por ciento de reducción en el uso de la energía, contra los informes encargados por la Comisión Europea que señalan la necesidad de establecer el objetivo en un 40 por ciento, con el aliciente de la creación de empleo y la reducción de la factura europea, al disminuir la importación de combustibles.
En este sentido, insiste en que el 27 por ciento planteado ni es vinculante, ni supondrá ningún esfuerzo adicional a partir de 2020, si se considera el ritmo actual de eficiencia energética.
"Para el año 2020 los objetivos son 20, 20, 20, por lo que el esfuerzo a realizar en los siguientes 10 años se quedará en cifras ridículas. El 27% de energías renovables es igualmente insuficiente y supondrá una desinversión y un frenazo a la instalación de energías renovables. Una vez más la ciudadanía europea tendrá que tomar las riendas para impulsar una sociedad basada en las energías renovables", ha concluido el responsable de clima y energía de Amigos de la Tierra, Alejandro González.