Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía presenta el borrador de Decreto de Atención Temprana a los sectores implicados en esta prestación pública

Señalan que la norma es fruto del continuo diálogo con las entidades de este ámbito, plataformas ciudadanas y colectivos profesionales
La Consejería de Salud ha dado a conocer esta misma semana el borrador del Decreto de Atención Temprana a todos los sectores implicados en esta prestación pública. Este borrador se ha elaborado con las aportaciones de las entidades y asociaciones implicadas en atención temprana, con las que se ha mantenido y se continuará manteniendo un diálogo permanente.
Concretamente, según un comunicado, se han celebrado reuniones con el Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) que engloba a 75 asociaciones, la Asociación Interprofesional de Atención Temprana de Andalucía (ATAI) y con la Asociación de Centros de Atención Infantil Temprana de Málaga (Acait). Igualmente, en la mañana de este miércoles, se ha trasladado el texto de la futura norma a la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía, con la que se mantendrá una reunión para que presente las aportaciones que considere oportunas y que serán valoradas por parte de la Consejería de Salud para continuar enriqueciendo el futuro del Decreto.
La administración sanitaria andaluza trasladará también en los próximos días la información relativa a este proyecto de Decreto a los diferentes grupos parlamentarios con representación en la Cámara andaluza.
El texto del futuro Decreto de Atención Temprana en Andalucía es fruto del permanente diálogo mantenido con las entidades de este ámbito, plataformas ciudadanas y colectivos profesionales y que ha tenido como finalidad garantizar que los menores que lo requieran tengan asegurada una atención temprana universal, gratuita y de calidad. Asimismo, también se han tenido en cuenta las propuestas de mejora aportadas por los diferentes partidos políticos en los últimos meses.
De hecho, entre las mejoras que se incorporarán al texto del futuro Decreto a partir de las aportaciones de las entidades, se encuentra el reconocimiento de los derechos del menor en el ámbito de la atención temprana, una garantía que permitirá avanzar en la calidad de la asistencia que se ofrece a estos menores. El diálogo con las entidades permanece abierto y, a partir de la presentación del borrador de Decreto, la Consejería de Salud continuará mejorando el texto de la nueva norma con las sugerencias y aportaciones que lleguen de los distintos sectores implicados.
Según se contempla en la futura norma que prepara la Junta de Andalucía, la atención infantil temprana precisa acciones coordinadas a través de un modelo integral que agrupe las intervenciones realizadas desde los diferentes sectores; educativo, sanitario y social, que aseguren la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y el tratamiento de las personas menores de seis años de la comunidad autónoma que presenten trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, así como la intervención sobre su familia y entorno.
A lo largo de cuatro capítulos y 26 artículos, el futuro Decreto establece la finalidad de la norma, el ámbito de aplicación de la misma, los recursos necesarios para hacerla efectiva, las actuaciones precisas en cada ámbito, el compromiso de creación del Consejo de Atención Infantil Temprana y el de un Sistema de Información de Atención Infantil Temprana único, entre otros aspectos.
Las actuaciones en materia de atención temprana en Andalucía se regirán, según se recoge en el borrador del Decreto, por los principios de universalidad y gratuidad, permitiendo el acceso a los recursos de todas las personas que reúnan los requisitos y condiciones establecidos, corriendo todos los costes de los recursos por la Administración autonómica. Se garantiza igualmente la equidad, eliminando la posibilidad de cualquier discriminación en el acceso a los recursos, con especial atención a la de género, por su carácter transversal al resto.
Tal como contempla la futura norma, la intervención en atención temprana tiene que tener en cuenta el desarrollo integral del menor, por lo que se considera que es un atención integral que abarcará todos los aspectos propios de cada individuo: psicomotores, sensoriales, perceptivos, cognitivos, comunicativos, afectivos y sociales, así como los relacionados con su entorno, donde se sitúan la familia, la escuela y la sociedad.
De igual modo, se plantea la necesidad favorecer la descentralización, en cuanto los recursos para la intervención integral en la atención infantil temprana deben estar próximos a la zona de referencia del domicilio familiar, ser accesibles y estar organizados en relación a las necesidades de la persona menor de seis años y su familia.
El decreto apuesta, a su vez, por la participación, sobre todo impulsando la contribución activa, comprometida y responsable de los equipos terapéuticos, las familias, el entorno y el movimiento asociativo en el desarrollo de los planes y programas que velen por estos menores. En este sentido, se incluye el diseño de un modelo de gobernanza asentado en la participación y corresponsabilidad de todos los agentes implicados.
Asimismo, en la norma se entiende como máxima la calidad, en cuanto la atención infantil temprana integral en Andalucía estará basada en el cumplimiento de estándares esenciales de calidad y en los procesos asistenciales, apoyados en la mayor evidencia científica disponible en cada momento, por lo que se pondrá en valor la investigación en este campo.
La sostenibilidad es otro principio que defiende el Decreto, en cuanto la intervención integral en atención temprana deberá planificarse para garantizar la permanencia en el tiempo.
El Decreto apuesta también por la coordinación interadministrativa y por una actuación conjunta que permita una optimización de la asistencia, garantizando además la coordinación entre las distintas administraciones públicas y las instituciones que intervienen en la atención integral en atención infantil temprana atendiendo al interés superior del menor y su derecho a alcanzar el máximo desarrollo de sus posibilidades, su autonomía y su participación activa en la familia y en la comunidad.
INVERSIÓN DE LA JUNTA
A lo largo de la última década, Andalucía ha pasado de tener 94 Centros de Atención Infantil Temprana a los 169 actuales. Desde 2003, la Junta ha multiplicado por ocho las partidas para el programa de Atención Temprana, que han pasado de 1,36 a 10,9 millones de euros en 2015.
Por otra parte, ya se ha cumplido con el primer pago de las subvenciones para la realización de programas de intervención temprana correspondientes al primer semestre de 2015. El segundo pago se realizará antes de que acabe este primer trimestre del año.
Es importante recordar que desde el 1 de julio de 2015 y gracias al funcionamiento del Acuerdo Marco suscrito con las entidades del sector en modalidad de concierto para ofrecer el servicio de atención temprana, la Consejería de Salud está realizando mensualmente los abonos a estas entidades, facilitando que cuenten con más liquidez para su funcionamiento.