Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía expresa su "firme condena" por las muertes de Pozoblanco (Córdoba) y Níjar (Almería)

La directora general de Violencia de Género y Asistencia a Víctimas de la Junta, Encarnación Aguilar, ha expresado "su profundo pesar" y "su más firme condena" ante la muerte en Pozoblanco (Córdoba) de una mujer de 47 años, supuestamente a manos de su pareja, y el asesinato de una joven presuntamente a manos de su expareja en Níjar (Almería) el pasado octubre.
En declaraciones a Europa Press, Aguilar ha afirmado que "no van a cesar en seguir trabajando y peleando hasta terminar con esta lacra", toda vez que quiere llamar la atención de la sociedad "para que condene este asesinato saliendo a la calle en cada una de las manifestaciones para repudiar este tipo de actos", que "desgraciadamente se siguen dando en una sociedad como la nuestra en pleno siglo XXI".
Además, la directora de Violencia de Género considera "importante" que la violencia "se saque del ámbito privado al público", para que "no solo la sociedad sino también los agresores se avergüencen con lo que esto supone". Asimismo, Aguilar vuelve a llamar la atención sobre la necesidad de la denuncia y el uso de teléfono 016 y el teléfono del Servicio de Emergencias 112.
Del mismo modo, se refiere a los datos sobre violencia de género a nivel nacional, que indican que en 2013 han sido 52 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, "a las que se puede sumar otras dos casos que todavía están en investigación, la joven de Níjar --con lo que sería la número 11 en Andalucía-- y otra mujer en Ourense", con lo que "serían 54 mujeres el pasado año".
"Lejos de estar acabando con este fenómeno, estamos en un momento muy complicado, de revisión", y "queremos que 2014 sea un punto de inflexión y llamar la atención de la sociedad", porque ni las mujeres víctimas de violencia de género ni las administraciones "pueden acabar con esto si la sociedad no va de la mano y actúa".