Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía ultima para su consulta pública los planes hidrológicos de sus cuencas intracomunitarias

La Junta promoverá un uso sostenible de los recursos hídricos, que han disminuido un 9% en el último año hidrológico
La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha anunciado con motivo de la reunión del Consejo Andaluz del Agua, celebrada este miércoles en Sevilla, que con toda seguridad el próximo mes de diciembre saldrán a consulta pública los planes hidrológicos de las tres demarcaciones internas de las cuencas mediterráneas, del Tinto-Odiel y del Guadalete-Barbate, que establecerán los objetivos y líneas estratégicas para la gestión del agua y del medio ambiente hídrico de cada cuenca.
Esta iniciativa se desarrolla en el marco del nuevo Ciclo de Planificación 2016-2021 de la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea, que tiene por objetivo propiciar un moderna gestión del agua, de la mejora del estado de las masas de agua y la generación de empleo verde en la comunidad.
En declaraciones a los periodistas, Serrano, que ha incidido en la función del Consejo Andaluz del Agua de impulsar y abundar en lo establecido en la Ley de Aguas de 2010, en el sentido de cumplir con las directivas de la Unión Europea y tratar de hacer del agua "un recurso imprescindible", con un uso "básico pero a la vez sostenible".
Este punto cobra importancia desde el momento en que el año hidrológico recientemente finalizado ha supuesto una disminución del 9 por ciento de los recursos hídricos, ya que "ha llovido menos", con lo que "hay que ser conscientes de que el agua es, cada vez más, un recurso básico esencial para el consumo humano y la actividad económica".
También se pretende dar participación social a usuarios y ciudadanos, desde la idea de "transparencia", destacando en este sentido la amplia y activa participación de la sociedad en la elaboración de los planes y la gran cantidad de herramientas que las oficinas de elaboración de los documentos de planificación hidrológica de la Junta de Andalucía han puesto en marcha para fomentar y hacer efectiva la participación de los ciudadanos.
En esta línea, ha informado del decreto que está elaborando su departamento para regular los órganos colegiados de participación administrativa y social de la Administración Andaluza del Agua. Para Serrano, la colaboración de los usuarios y del conjunto de la sociedad en la gestión del agua "es una apuesta decidida de la Junta desde que empezó a recibir competencias en esta materia". Prueba de esta voluntad política es la puesta en marcha recientemente del visor de calidad de las aguas.
MAPAS DE PELIGROSIDAD
De otro lado, la consejera ha asegurado que la gestión del agua en el contexto del clima mediterráneo se caracteriza por una variabilidad espacial y temporal en el régimen de precipitaciones y temperaturas, con efectos climáticos extremos, caracterizado con periodos de sequía e inundaciones.
Así, ha presentado el informe sobre los mapas de peligrosidad y de riesgo de inundaciones en las demarcaciones intracomunitarias andaluzas, en los que se muestran los daños que para las personas, actividades económicas e instalaciones puede ocasionar este fenómeno. Serrano, que ha manifestado que las zonas más preocupantes suelen ser las afectadas por la 'gota fría' en el levante andaluz y almeriense, ha adelantado que a finales de 2015 está previsto que culmine el desarrollo de la Directiva Europea de Inundaciones con la redacción de los Planes de gestión de los Riegos.
Otro de los aspectos abordados en el Consejo ha sido el borrador del futuro reglamento de vertidos, que pretende unificar los criterios y las autorizaciones de los mismos, así como fomentar la reutilización del agua depurada, que contribuirá a paliar el déficit hídrico y asegurará una mayor eficacia en la utilización de los recursos. En este sentido, la titular de Medio Ambiente ha recordado que uno de los principales factores de contaminación de las aguas tanto continentales como litorales son los vertidos de aguas residuales, "por lo que una correcta depuración es fundamental para alcanzar los objetivos ambientales".