Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía insiste en pedir "transparencia e información" al Gobierno sobre el uso de las bases por parte de EEUU

El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, defiende que el deber de la Junta de Andalucía como Gobierno "responsable" es trasladar "tranquilidad" a la población sobre el uso por parte de Estados Unidos (EEUU) de las bases de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla) en el marco de su misión contra el ébola en África. Por ello, insiste en exigir al Gobierno central "transparencia e información".
En declaraciones a los periodistas en Jerez de la Frontera (Cádiz), Jiménez Barrios ha manifestado que "no es de recibo" que el Gobierno de la Junta se enterase de la intención de utilizar ambas bases "a través de los medios de comunicación", por lo que intensificó desde ese momento sus gestiones para pedir "transparencia e información para poder ayudar precisamente a la tranquilidad de los ciudadanos", insiste.
Argumenta que "a nadie se le escapa" que la situación en torno a esta enfermedad provoca "mucha incertidumbre y la necesidad de trasladar la información correcta". Señala que la Junta no la obtuvo en ese primer momento y ha estado "apretando" para conseguirla.
Entretanto, recuerda que apareció el "famoso comunicado" dirigido directamente por la directora sanitaria del Ministerio de Defensa estadounidense a la directora del Hospital de Jerez, lo cual "nadie puede decir que es algo habitual".
Resalta que la comunicación se ha producido "directamente a la directora del hospital, no al Ministerio de Sanidad o al de Defensa", lo que provoca "la necesidad de una aclaración", máxime porque "lo primero que se pide" en esa comunicación es "conocer la UCI de adultos y las Urgencias", aunque hay correos posteriores en los que "se añade el paritorio".
Apunta que es entonces cuando "la polémica salta" y la Junta exigió al ministro de Defensa, Pedro Morenés, que hablase con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, lo que hizo "esa misma tarde".
Comenta que, un día más tarde, él mismo pudo hablar con Morenés, con quien tiene concertada una reunión la próxima semana. Afirma que la Junta está de acuerdo en que "lo importante es combatir la enfermedad en origen", lo que debe ir acompañado del establecimiento de "los protocolos adecuados y la información adecuada" a la propia base y a su personal, a los alcaldes de los alrededores y a la ciudadanía de la zona, que insiste en que es lo que debe hacer "un Gobierno serio y responsable".
"PP NO CONOCÍA LA COMUNICACIÓN AL HOSPITAL"
Sostiene Jiménez Barrios que la situación descrita genera "recelos y suspicacias", ya que está convencido de que "ningún dirigente del PP, quienes han salido en tromba a defender lo indefendible, puede afirmar que conocía el comunicado de EEUU al Hospital de Jerez".
Aclara el consejero de Presidencia que la Junta no tiene "ningún problema con el Gobierno norteamericano", ya que el Ejecutivo andaluz "no es el interlocutor" con EEUU, sino el Gobierno español, que es a quien se dirige la Junta para exigir información y transparencia.
Por último, ha hecho referencia al comunicado remitido por el jefe de actividades navales de EEUU en España, el capitán Gregory Pekari, en el que afirma que "comprende las lógicas dudas" de la comunidad local de las bases.
Al respecto, concluye que si un miembro de "altísima responsabilidad" estadounidense entiende esa situación, "cómo no va a vehicularlo el Gobierno de la Junta para trasladar tranquilidad a la población".