Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio del Castillo: "Después de tres meses estamos igual"

"Después de tres meses estamos igual", se lamenta el padre de Marta, "a ver ahora que van a decir". Esta es la principal duda que tienen ahora los padres de la joven porque su cuerpo no está en el vertedero y por tanto la última versión de Miguel es falsa.
Antonio del Castillo explica que lo único que quieren es saber la verdad, "prácticamente de pendemos de lo que él diga (Miguel) y lo que queremos es que diga la verdad y acabar con este capítulo".
Llegados a este punto del caso Antonio y Eva han querido recordar y compartir con Informativos Telecinco la pesadilla en la que se ha convertido su vida durante estos tres últimos meses.
"¡Todos somos Marta!"
"La primera fase fue totalmente desesperante porque no sabes donde esta tu hija, eres consciente de que no se ha ido voluntariamente y se te vienen malos pensamientos", explica la madre de Marta.
Desde el primer momento, familiares, amigos y vecinos se volcaron en la búsqueda de la joven. La ciudad entera se movilizó al grito de "Marta somos todos".
Antonio recuerda que aquellos días fueron horrorosos, "hasta que detienen a esos individuos y confiesan que la han matado", recuerda.
Hasta tres versiones diferentes
Tras la primera versión de los hechos, en la que Miguel Carcaño confiesa haberla matado y haber tirado su cuerpo al río, comenzó una búsqueda totalmente infructuosa. "El tema del río fue muy doloroso porque pensar q a tu hija la arrojaron al río como si fuera un tiesto o una basura y la desesperación de que no aparezca su cuerpo", recuerda Eva.
Para sumar más dolor a una familia ya destrozada, Miguel cambió su declaración, asegurando que mataron a Marta después de violarla y que tiraron su cuerpo a un contenedor de basura. Este fue uno de los momentos más duros para la familia de la joven. "Lo más terrible es cuando cambian la versión y dicen que no sólo la han matado si no que también... bueno lo que todo el mundo sabe", explica su madre.
"Ahora volvemos a empezar"
Miguel ha dado tres versiones del crimen en menos de 48 horas, la familia las ha escuchado todas y ya no se cree nada. Ahora ya no esta en el río, está en el vertedero y ahora volvemos a empezar", se lamenta Antonio sin saber a que atenerse.
Pero el vertedero tampoco ha dado ni un solo indicio de el cuerpo de Marta o de su paradero. Atrás quedan las miles de toneladas de basura y las turbias aguas del Guadalquivir. Una nueva fase queda por delante: Confiar en que finalmente alguien decida contar la verdad.