Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio Puerta, condenado a siete meses y 15 días de cárcel por agredir a Violeta Santander

La sentencia considera a Antonio Puerta autor de un delito de maltrato familiar. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
La sentencia considera a Antonio Puerta autor de un delito de maltrato familiar y le prohíbe la tenencia y porte de armas durante un año y medio. Asimismo, le impide acercarse a menos de 500 metros ni comunicarse con Violeta Santander durante un año, siete meses y 15 días. 
El magistrado entiende que en el juicio que se celebró a principios de noviembre quedó probado que el 2 de agosto de 2008 Puerta, que se encontraba en la recepción del hotel Majadahonda comenzó una discusión con su pareja sentimental en el curso de la cual "la agarró fuertemente y la sacó violentamente al exterior" del local, "donde la golpeó con las manos".
Jesús Neira, que resultó agredido por el condenado cuando intentó mediar, compareció en el juicio como testigo y declaró que él lo que vio "fue una agresión como la copa de un pino". Esta fue la segunda ocasión que lo hizo, puesto que un día después de la agresión que sufrió ya declaró ante el Juzgado número 7 de Majadahonda. Entonces, relató cómo vio a Puerta pegar a su mujer a la entrada de un hotel de esa localidad, increpándole por esta actitud.
Tras conocer la condena a Puerta, el profesor ha dicho que se hecho "justicia". "Yo simplemente he dicho la verdad, y creo que la razón está de parte de los hechos" ha añadido, antes de puntualiza que es una pena que solo pase "unos mesecitos" en la cárcel.
La agredida, Violeta Santander, siempre ha mantenido que no es una mujer maltratada, que fue una simple riña de pareja. Ella nunca denunció a su pareja.
El profesor Neira días después de la agresión cayó en coma, estado en el que permaneció varios meses.
 
 
EBP