Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apaleado en su casa por la Policía

El día 12 de mayo la Policía llama a la puerta de Renzo Pica Martínez, para detenerlo por un presunto delito de malos tratos. Renzo asegura que cuatro policías nacionales de la comisaría del distrito de Usera (Madrid), tres según declaración policial, no le informan del motivo de la detención.
 
Antes de salir de casa pidió hablar con su abogado y fue en ese momento cuando supuestamente los policías arremetieron contra él, agrediéndolo y ocasionándole múltiples lesiones.
 
Mientras que Renzo Pica tuvo que ser intervenido por la fractura en un ojo, fuentes policiales afirman que el detenido opuso resistencia durante la detención y que dos agentes también resultaron heridos leves. DCB