Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aparece muerta la mujer que quería la eutanasia en Francia

Sébire, de 52 años, padecía un tumor incurable en la cavidad nasal que se iba extendiendo hacia el cerebro y la producía serios daños, como una ceguera progresiva, así como intensos dolores.
El Tribunal de Gran Instancia de Dijon había rechazado este lunes la demanda de la francesa de que se le practicara la eutanasia activa. La paciente había asegurado que no recurriría el fallo del tribunal y mostraba su deseo de acudir a Suiza, donde la eutanasia es legal.
La corte había seguido la petición de la Fiscalía al no admitir la petición de la eutanasia por "el estado actual de la ley".
De acuerdo con la legislación vigente, a la enferma se le había propuesto la posibilidad de un coma inducido que pudiera aplacar su dolor hasta el momento de la muerte natural. Sin embargo, Chantal no había rechazado la propuesta.