Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ara Malikian donará parte de la recaudación de cinco conciertos a programas de refugiados de Acción contra el Hambre

El violinista libanés Ara Malikian donará parte de la recaudación obtenida de los cinco últimos conciertos de su gira en España '15', una donación que irá destinada a los programas para personas que desarrolla Acción contra el Hambre en Líbano.
Así lo ha dado a conocer este lunes 20 de junio el director general de Acción contra el Hambre, Olivier Longué, durante la presentación de la campaña en la que se enmarca esta iniciativa solidaria, con motivo de la celebración del Día Mundial de los refugiados.
La campaña '15 con los refugiados' se inició con un viaje a Líbano el pasado mes de junio y acabará con los cinco conciertos sinfónicos que ofrecerá Ara Malikian (Beirut, Líbano, 1968) en el Palacio de Deportes de Santander (4 de septiembre), la plaza de toros de Málaga (9 de septiembre), la plaza de toros de Valencia (11 de septiembre), la plaza de toros de Las Ventas de Madrid (15 de septiembre), y la plaza de toros de Zaragoza (18 de septiembre).
De esta forma, Malikian donará un euro por cada entrada vendida, al tiempo que en el vídeo de la campaña, dirigido por Natalia Moreno, se invitará a colaborar con la iniciativa solidaria y a participar en el sorteo de entradas para uno de los conciertos enviando un mensaje de texto SMS con la palabra 'AYUDA' al 28010 (1,2 euros). Las entradas ya están a la venta en aramalikian.com y en ticketmaster.com.
El artista ha asegurado que el viaje a Líbano fue "muy duro" porque allí descubrió las condiciones en las que viven las personas refugiadas y ha apuntado que gracias a la ONG estas personas "pueden sobrevivir". Además, se ha mostrado preocupado por su futuro, "pendientes de decisiones de políticos, que son ajenos a ellos".
Asimismo, ha aclarado que las personas que viven refugiadas en Líbano lo hacen porque el país "generosamente" les acoge, aunque están en una situación ilegal, no pueden trabajar y no pueden pagar lo que les piden para poder ocupar en terrero en el que se quedan. "Es una situación muy difícil. Hay niños que han nacido ahí, que sólo han visto los campos de refugiados", ha relatado el violinista.
Seguidamente, Ara Malikian ha hecho hincapié en que él también fue refugiado hace 32 años en Alemania, aunque tuvo "mucha suerte" porque en aquel país era legal. "He podido estudiar, he podido trabajar, he podido hacer algo con mi vida, algo que los refugiados en el Líbano no pueden hacer", ha subrayado.
ATOCHA, UN LUGAR "MUY SIMBÓLICO"
El acto de presentación de la campaña ha tenido lugar en la Estación Puerta de Atocha de Madrid porque, según ha declarado Longué, es un lugar "muy simbólico" a la hora de abordar el problema de los refugiados, ya que "tantos viajes se inician y acaban en una estación".
"Este año llegamos a una cifra de 60 millones de refugiados en el mundo, una cifra muy importante", ha manifestado el director general de Acción contra el Hambre, para después recordar que de estos, más del 90 por ciento han sido acogidos en países del sur.
En esta línea, Longué ha criticado que cuando se habla de refugiados, a veces, se tiene la impresión de que se está hablando "de un asedio a la fortaleza de Europa, cuando realmente el esfuerzo solidario lo realizan en su mayor parte los países del sur".
Sobre la situación en Siria, donde trabaja la organización que dirige, Longué ha recordado que cuenta con más de 5 millones de habitantes fuera de sus fronteras, refugiados; y dentro del país unos 6 o 7 millones de personas de media han perdido sus hogares.
"Y los refugiados siguen llegando", ha recalcado el director general de Acción contra el Hambre, al tiempo que ha puesto en valor que Europa ha sido "siempre" una tierra de acogida, que ha sabido aceptar a los damnificados, a los humillados del mundo.
Para terminar el acto de presentación y de sensibilización, el artista ha ofrecido un pequeño concierto en el vestíbulo de llegadas de la estación de tren, donde ha estado acompañado de otros cinco artistas y de personas que se han sorprendido al llegar a Madrid y hallar al violinista.