Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Archidiócesis de Valladolid reclamará este año el pago voluntario a las cofradías que pasen por la Catedral

El vicario general de la Archidiócesis de Valladolid, Luis Argüello, ha explicado este lunes que en la próxima Semana Santa se reclamará a las cofradías cuyas procesiones tengan entrada en la Catedral un pago voluntario que algunas de ellas ya efectúan y con el que aportarán a los gastos que supone mantener abierta la seo durante esos días.
En declaraciones recogidas por Europa Press, Argüello ha recordado que esta medida se anunció hace ya un año pero se aplazó hasta 2016, por lo que durante este tiempo la Archidiócesis ha podido mantener "diálogo" con las en torno a una docena de cofradías que acuden a la Catedral en sus procesiones.
"Se propuso que contribuyan a los gastos que supone mantener abierto un edificio religioso que a lo largo del año necesita muchas ayudas para su mantenimiento", ha explicado Argüello, quien ha apuntado que algunas de las hermandades ya hacen alguna aportación, al tiempo que ha recalcado que en ningún caso supondrá "un billete de entrada" al templo.
"Nosotros siempre pasamos el cestillo, pero no decimos a nadie que si no tiene no entre, decimos que si no tienen, entren para recibir la solidaridad", ha reflexionado el vicario general.
El sacerdote ha puntualizado que se pedirá a estas cofradías que "expresen" su colaboración, al igual que ha recordado que se les ha pedido este año, en el que se celebra el año de la Misericordia, se vinculen a una obra "de dimensión social". "Eso es más importante que el canon de la catedral", ha apostillado.
Argüello también ha explicado que tienen intención de mantener en próximos días un encuentro con estas cofradías, pero "no sólo por el tema de su colaboración económica", sino para organizar mejor lo que supone la entrada, "porque en la tarde del jueves santo coinciden numerosas cofradías en su visita a la catedral y a veces hay problemas de tráfico", como el pasado año, cuando, ha recordado, uno de los pasos se accidentó y hubo "atasco".