Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arias Cañete buscará "el máximo consenso" para aprobar el Pacto Nacional del Agua

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, Miguel Arias Cañete, ha asegurado este martes que el Pacto Nacional del Agua, que debe aprobarse en 2015, se elaborará con "el máximo consenso" y ha afirmado que los mayores problemas en la Cuenca del Ebro son, a día de hoy, las "discrepancias" con Cataluña sobre el caudal ecológico del Delta.
La comunidad vecina solicita que el Delta lleve 9.000 hectómetros cúbicos de agua, cuando ahora recoge 3.300, de ahí las "discrepancias", ha explicado el ministro.
"Hemos abierto un espacio de diálogo", ha dicho el titular de Medio Ambiente, quien ha animado a participar en el "diseño final" del Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro.
Arias Cañete ha presidido en Zaragoza, junto con el presidente de las Cortes aragonesas, José Ángel Biel, la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón, tras la cual ha afirmado, ante los medios de comunicación que "hemos avanzado" y que ha ofrecido explicaciones de las actuaciones realizadas. Las obras del Pacto del Agua siguen "su andadura".
El ministro ha resaltado que el trasvase Tajo-Segura "está muy lejos" de Aragón, comunidad a la que no afecta. Ha justificado la inclusión de una disposición en la Ley de Evaluación Ambiental sobre el trasvase Tajo-Segura al hecho de que los regantes de aquellas comunidades "querían más seguridad jurídica", por lo que el Ejecutivo central ha introducido "fórmulas" a tal efecto.
Ha insistido en que esta disposición se ha incluido para un "sistema concreto", recalcando que el "espíritu" del Gobierno es "seguir hablando". Sobre el voto del Gobierno de Aragón contra el Plan Hidrológico del Júcar, ha opinado que es un voto que responde a un "miedo" por "un tema que no existe", en alusión al temor entre los partidos aragoneses a un posible trasvase del Ebro.
Al respecto ha dicho que "trasvases hay en España", pero que se hayan autorizado detracciones de agua en otras comunidades no significa, ha insistido, que el Gobierno de España esté preparando legislación alguna que prevea un trasvase futuro, aludiendo así a la presentación, por parte de Aragón, de un recurso de inconstitucionalidad a la modificación de la Ley de Evaluación Ambiental.
"BUENA SALUD"
Ha asegurado que el Pacto del Agua de Aragón "tiene muy buena salud", confirmando que la sociedad pública ACUAES licitará la redacción del proyecto de construcción del pantano de Biscarrués en los próximos meses, lo que permitirá al Ministerio cumplir con los regantes del Alto Aragón. En 2015 se destinarán 10 millones de euros al proyecto de Biscarrués y ese mismo año se pondrá la primera piedra "probablemente".
Ha apuntado que hasta ahora se han invertido 3.200 millones de euros en el Pacto del Agua y se han realizado ya 66 actuaciones con un coste de 1.046 millones. Hay 10 proyectos en ejecución, lo que ha ocasionado un gasto superior a los 700 millones de euros y se han invertido 450 millones en 22 proyectos que se encuentran en su fase inicial.
Ha mencionado el caso del recrecimiento del pantano de Yesa, que en este ejercicio tiene una previsión de gasto de 105 millones de euros. También ha celebrado el cumplimiento de otro compromiso, la adjudicación del embalse de Almudévar, señalando que "le hemos dado prioridad" y que la obra empezará a ejecutarse este año y debe estar terminada en 2018.
En el caso de Mularroya, la posición del Gobierno de España es continuar la obra hasta la cota 454,3 por motivos de seguridad, ha dicho Arias Cañete, quien ha recordado que se está elaborando una nueva Declaración de Impacto Ambiental después de que la Audiencia Nacional ordenara paralizar las obras al anular la primera declaración. "La voluntad del Gobierno es terminar esta presa".
"AVANCES"
José Ángel Biel ha agradecido al ministro que cumpla "a rajatabla" la promesa de reunir a la Comisión cada seis meses y ha asegurado que en las reuniones "se producen avances".
Del encuentro de este miércoles, el también presidente del PAR ha puesto de relieve la "especial mención" que se ha hecho a la aprobación del Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro, que recoge la reserva de 6.550 hectómetros cúbicos de agua para Aragón, como a su vez establece el Estatuto de Autonomía de 2007. Además, este plan "no incluye ningún trasvase".
Otro de los aspectos relevantes ha sido que "se van ejecutando las obras", como es el caso de la presa de Almudévar, adjudicada por 109 millones de euros, una "prueba palpable" de que el Ministerio está cumpliendo en este apartado.
Una de las impresiones de José Ángel Biel tras la reunión es que el Pacto Nacional del Agua anunciado por el Gobierno de España, la nueva edición del Plan Hidrológico Nacional (PHN), requiere el "consenso" para su aprobación, con lo que "está dicho todo", en el sentido de que "ese Plan no será posible si no hay consenso", lo que obliga a "contar con Aragón". Biel lo ha dejado claro al afirmar que "si Aragón no participa en el consenso, no hay consenso".