Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arias Cañete espera que la revisión del Plan Nacional de Residuos contribuya a aumentar un 20% el reciclado en 2020

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, confía en que la revisión del Plan Nacional Integrado de Residuos (2008-2015) junto con el plan estatal de prevención de residuos y otros programas locales y autonómicos permitan avanzar en el objetivo de lograr un 50 por ciento del reciclado de materiales en 2020, para lo que España debe aumentar un 20 por ciento.
Durante la inauguración del décimo aniversario de ASPLARSEM (la Asociación de Plantas de Recuperación y Selección de Envases Municipales), el ministro ha dicho que confía en que con todo esto se pueda avanzar en el ámbito de la economía circular.
Sin embargo, el titular de Medio Ambiente ha manifestado que una política de residuos "exitosa" se asienta en cada uno de los hogares, en cada decisión de compra y en cada acto de clasificación y depósito en el contenedor o en el punto limpio adecuado. "Cuenta lo que hacemos cada uno de nosotros y lo mejor para cambiar la conducta es ser conscientes de que con ello contribuimos a nuestro bienestar", ha subrayado.
Además, ha indicado que la prevención es el objetivo prioritario en la gestión de los residuos porque disminuye las emisiones d CO2 y permite reducir los vertederos, el ahorro de materias primas y el ahorro de costes de la gestión de los residuos al tiempo que propicia oportunidades de negocio en el ecodiseño, la reutilización y la recuperación. "Todas ellas actividades de con gran potencial de empleo", ha manifestado.
El ministro ha recordado que desde la aprobación de la Ley de 1997 se han logrado avances "muy significativos" y que en la última década se ha reducido el peso de los envases de los productos.
Asimismo, ha subrayado que según la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, en 2020 se deberá alcanzar un 10 por ciento de reducción en el total de los residuos generados. "Donde no es posible llegar con la reducción tendremos que fomentar la reutilización y el reciclaje incorporando los residuos al proceso productivo en el marco de ese modelo de economía circular y sostenible de que somos fuente de riqueza y empleo", ha añadido.
El ministro ha apuntado el "potencial" de empleo que reside en el sector del reciclaje y los residuos y que en España suponen la cuarta parte de los empleos verde.
En este contexto, ha incidido en que en 2020 se deberá reducir el 50 por ciento de los residuos mientras que en la actualidad, según datos de 2011, España recicla cerca del 30 por ciento. "Es evidente que tendremos que tomar medidas para aumentar los 20 puntos necesarios para alcanzar el 50% en el horizonte 2020", ha apostillado.
Arias Cañete ha precisado que las 93 plantas de residuos procesaron 654.000 toneladas de residuos y recuperaron el 64 por ciento de los materiales para su reciclado. Por materiales, ha agregado que en España se recicla el 66,6 por ciento del vidrio; el 75,2 por ciento del metal; el 76,6 por ciento del papel; el 32,4 por ciento del plástico y el 53,2 por ciento de la madera. "En el papel los ciudadanos están mucho más motivados que en otros como el plástico", ha valorado.
Finalmente, ha reconocido a ASPLARSEM su labor "ejemplar" durante esta década para implementar el aprovechamiento de los materiales contenidos en los envases y optimizar los procesos posteriores de reciclado mediante la investigación y la inversión en nuevas tecnologías y procesos.
En la jornada, ASPLARSEM y Ecoembes (que gestiona los envases de los contenedores amarillo y azul) han firmado un convenio para realizar actividades de colaboración institucional en temas relacionados con la recuperación y selección de residuos de envases y su valorización.
Igualmente, el acuerdo incluye la cooperación de ambas entidades en formación, divulgación y transferencia de conocomiento y el asesoramiento mutuo en cuestiones relacionadas con la actividad de ambas entidades. Con ello, buscarán una mayor eficiencia de los procesos, colaborarán en la mejora e innovación de los sistemas productivos en las instalaciones de recuperación y selección de envases ligeros, así como la gestión de los rechazos de dichas instalaciones.