Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca mañana el juicio por el robo de las coronas de la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia

La Fiscalía solicita cuatro años de prisión para cada uno de los dos acusados
El juicio por el robo de las coronas de la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia, se inicia este viernes contra los dos presuntos responsables, a quienes el Ministerio Fiscal solicita penas de cuatro años de prisión.
Fiscalía pide asimismo que ambos indemnicen conjuntamente a la Diócesis de Segovia con 36.503 euros por los daños causados en la imagen y los efectos sustraídos. No obstante, ninguno ha reconocido autoría de los hechos.
El robo tuvo lugar el pasado 20 de enero de 2012, cuando los ladrones accedieron al Santuario de la Virgen, a las afueras de la capital, poco después de su apertura de forma automática, saltaron la verja de varios metros del presbiterio y treparon por el retablo para sustraer las coronas de oro de la Virgen y el Niño que ésta sostiene.
A la salida del templo, y tras percatarse de la presencia de una patrulla de Policía rutinaria en la zona en el momento de los hechos, los delincuentes dejaron abandonada en los jardines aledaños la aureola de la Fuencisla. Después ocultaron su botín en un paraje a unos 300 metros del Santuario.
Fue un perro de la Unidad de Guías Caninos de la Policía de Madrid la que localizó cinco días después las joyas, que se encontraban en buenas condiciones en la ribera del río Eresma, en una mochila oculta entre matorrales.
Poco después entraron en la cárcel segoviana de Perogordo por su presunta vinculación con el caso Bruno M. D, de 26 años entonces, quien se entregó en la tarde del día 25 en el Juzgado número 5 de la capital, y Juan A. A, de 39 años entonces.
PENAS DE 2 A 5 AÑOS DE CÁRCEL
Ambos están acusados de un delito de robo con fuerza en las cosas de valor histórico, artístico y cultural y se enfrentan a penas de cárcel de entre dos y cinco años, según ha explicado en declaraciones recogidas por Europa Press la fiscal, Carmen González Vivancos, quien ha explicado que los dos individuos presentan el mismo grado de implicación en los hechos, pero que, de probarse su autoría, Juan A. A. sumaría el agravante de reincidencia.
El abogado defensor de éste, Santiago Sastre Muñoz, ha indicado que no existe la mínima prueba contra su cliente y ha considerado "artificial" la acusación por parte de la Policía. Según ha dicho, lo único que le implica es la denuncia interpuesta por el otro supuesto participante, Bruno M. D, quien le acusó de participar en el robo.
El abogado ha apuntado que su defendido se encuentra en prisión, si bien no por su presunta implicación en el caso de las coronas, sino por otros delitos incruentos. Se trata, ha precisado, de un "ladrón limpio" que nunca ha agredido a nadie.
Ha señalado además que existen más pruebas concluyentes contra Bruno M.D, quien según ha recordado fue sorprendido en las inmediaciones del Santuario y se le hallaron objetos que le vinculan con los hechos.
El juicio comenzará a las 9.00 horas, según ha fijado la magistrada de lo Penal.