Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Arzobispado de Valencia critica que se "siembren dudas" sobre la participación del Vaticano en la visita del Papa

El Arzobispado de Valencia ha manifestado su "rechazo" a quienes, "de forma maliciosa", tengan "la pretensión de sembrar dudas respecto a la participación de la Santa Sede en lo que fue el V Encuentro Mundial de las Familias".
Así lo ha indicado el Arzobispado en un comunicado después de que el exconseller y expresidente de las Corts Valencianes, Juan Cotino, haya asegurado que la decisión de que fuera el ente público Canal 9 u otra cadena la encargada de retransmitir la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006 para el V Encuentro Mundial de las Familias "le correspondía al Vaticano".
Cotino también indica --en su escrito de defensa ante el juzgado que instruye la causa por los contratos de Radio Televisión Valenciana con una empresa pantalla de la trama Gürtel-- que el arzobispo Agustín García-Gasco, ya fallecido, era quien tenía "la última palabra". Asimismo, dice que participó en esa decisión el cardenal Alfonso López trujillo.
"Nos duele especialmente que se aluda a dos personas ya desaparecidas, al cardenal Alfonso López Trujillo y al entonces Arzobispo de Valencia, Agustín García Gasco, que merecen nuestro mayor reconocimiento", ha subrayado el Arzobispado.
Asimismo, ha reiterado que cuanta información dispone está en manos de las autoridades que lo han solicitado, tanto del ámbito judicial como institucional y ha vuelto a manifestar "la colaboración con las instituciones autonómicas".
Por último, el Arzobispado ha expresado su "repulsa" a que "se hubiera podido instrumentalizar la visita del Papa para otros fines, con intencionalidad de beneficio o lucro por terceros".
"Cualquier acto de esta naturaleza es reprobable y duele especialmente a la Archidiócesis de Valencia si se destina a otros fines en algo tan importante para la Iglesia y para los valencianos, como la visita del Santo Padre", ha concluido.