Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arzobispo Barcelona asegura que "nunca" ha recibido presiones sobre la situación política catalana

El nuevo arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha asegurado este viernes que "nunca" ha recibido instrucciones ni presiones sobre la situación política que vive Catalunya.
En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas a Europa Press, al preguntársele por si ha recibido instrucciones de la Conferencia Episcopal o ha recibido presiones, ha afirmado: "Nunca. Lo puedo decir con toda confianza y sinceridad".
Omella ha explicado que, tras su nombramiento, habló con el papa Francisco para pedirle consejo para su ministerio en Barcelona, y éste le dijo: "Sea pastor. Quiera mucho a la gente. Tiene el trabajo de amar y no haga otra cosa".
Ha afirmado que su ministerio es "procurar unir, que la gente trabaje por el bien común, e ir en la misma dirección de respeto al bien común y la dignidad de las personas", y ha explicado que está conociendo la realidad catalana poco a poco.
Respecto a la crisis de refugiados, ha remarcado: "Tenemos que estar muy cercanos, ayudarlos a que no tengan que marchar. Que los países que tienen cerca, culturalmente idénticos, puedan acogerlos y nosotros ayudarlos porque muchas veces huyen, no pueden estar en los países vecinos y tienen que venir a Europa, otra cultura, otra lengua, otras costumbres. Es muy difícil adaptarse aquí".
Ha explicado que el llamamiento que hizo el Papa a abrir las iglesias a estos refugiados "es una invitación a que cada uno haga lo mismo".
El arzobispo ha afirmado que no hay homofobia en la Iglesia: "Lo que pasa es que una cosa es hacer ley de esta actitud de vida y otra cosa es el respeto a la persona. La persona siempre merece todo el respeto. Es un hijo de Dios".