Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asciende a cuatro el número de fallecidos por la gripe A en Nueva York

El número de personas fallecidas como consecuencia de la gripe A en Nueva York asciende ya a cuatro, después de que las autoridades sanitarias de la ciudad confirmaran hoy el fallecimiento de una mujer de 41 años y de un hombre de 34.
No obstante, estos datos no han sido confirmados por el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), organismo federal sanitario.
El responsable del departamento neoyorquino de Salud, Thomas Frieden, informó hoy en conferencia de prensa que las dos nuevas víctimas mortales, residentes en los distritos de Queens y Brooklyn, padecían ya otras enfermedades que habían debilitado su sistema inmunológico.
Frieden explicó que aún se debe esperar al resultado de las autopsias para saber si la muerte de ambas personas es resultado directo del virus de la gripe, o si se debe a las enfermedades que ya padecían.
En cualquier caso, aseguró que las pruebas médicas practicadas confirmaron que ambos fallecidos habían contraído el virus AH1N1.
"En estos dos casos, se desconocen los historiales médicos completos de los afectados, ya que estas personas murieron en sus hogares, o bien no pudieron ser reanimadas cuando llegaron al hospital", explicó Frieden.
Con el anuncio de estas dos muertes son ya cuatro los fallecidos en Nueva York que se sabe que estaban infectados con el virus AH1N1.
La primera muerte asociada a esa cepa del virus de la gripe fue la de Mitchell Wiener, subdirector de una escuela pública del distrito de Queens, de 55 años.
El pasado fin de semana las autoridades sanitarias de Nueva York anunciaron también el fallecimiento de una mujer de 50 años de Queens, que padecía una enfermedad crónica y diabetes, por lo que su sistema inmunológico estaba débil.
Desde que el pasado abril se detectó un brote de esta gripe en Nueva York, ha habido unas 130 hospitalizaciones relacionadas con el virus AH1N1, cuyos casos más graves se han presentado en personas que padecían algún tipo de enfermedad previa.
Frieden, quien aseguró que la mayor parte de casos de gripe en la ciudad han sido poco severos, recordó a los ciudadanos que padecen enfermedades crónicas o que cuentan con un sistema inmunológico debilitado que deben tomar mayores precauciones ante el brote que padece la ciudad.
Aunque hoy se reiniciaron las clases en unas 20 escuelas de la ciudad que habían sido cerradas para prevenir la propagación del virus, el responsable del Departamento de Salud también anunció hoy el cierre de un nuevo centro educativo, en este caso uno de educación especial de Queens, al que asisten 42 alumnos.
Además, el Consulado General de Ecuador informó hoy de que ha cerrado temporalmente sus instalaciones en Manhattan y Queens debido a un posible caso de gripe AH1N1 entre su personal.
Los últimos datos del CDC elevan a 6.764 los afectados por esta variante de la gripe en todo el país.
El virus se ha detectado ya en 47 de los 50 estados de EE.UU., además del Distrito de Columbia, y sólo en Alaska, Virginia Occidental y Wyoming no han aparecido casos de infectados por la gripe A.