Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociación de técnicos pide al CSN un procedimiento de discrepancias como en EEUU y rechaza las acusaciones del Pleno

La Asociación Profesional de Técnicos de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica (ASTECSN) ha rechazado las acusaciones emitidas este miércoles en un comunicado unánime del pleno del Consejo de Seguridad Nuclear en el que denuncia "filtraciones" e "informaciones" cuyas repercusiones legales está estudiando.
Así, la ASTECSN reclama al regulador que se realice en España un procedimiento para gestionar las discrepancias internas según el modelo de la Nuclear Regulatory Authority, de Estados Unidos, porque en la actualidad, "no existe un procedimiento", sino únicamente "tres párrafos de un procedimiento interno sobre el proceso de evaluación en el que se contempla de manera muy somera algún supuesto de discrepancia muy concreto".
La junta directiva de la organización manifiesta, en un comunicado remitido a Europa Press que responde al CSN en el que "no acepta ninguna acusación directa o velada de ser el origen de las informaciones aparecidas en prensa, independientemente de que coincidan o no con sus planteamientos". En ese sentido, afirma que "solo se hace responsable" de las informaciones que origina y que son los comunicados que divulga en su página de Internet y las cartas dirigidas al pleno.
Además, niega que las comunicaciones dirigidas al pleno se hayan ocultado bajo el anonimato sino que todas están firmadas y aprobadas por la Junta Directiva, cuyos miembros a los que "tienen sobradamente identificados" asumen la responsabilidad.
En opinión de la asociación, el Pleno, responsable de tomar las decisiones reguladoras, debe disponer de toda la información relevante y es en ese sentido, según afirma, en el que han dirigido comunicaciones al pleno, "por razones de estricta y legítima lealtad institucional" para que conozcan "de forma fehaciente, hechos y actuaciones" que la ASTECSN considera "imprescindibles" para la seguridad nuclear y la protección radiológica.
Así, admite corresponde al pleno atenderlas o ignorarlas, pero la asociación cree que su obligación es hacérselas llegar y, en ese contexto, enmarca la última comunicación al pleno sobre las bombas del sistema de agua de servicios esenciales de la central nuclear de Almaraz (Cáceres).
Por otro lado, insiste en que una de sus "principales reivindicaciones profesionales de la ASTECSN" es la creación de "un verdadero procedimiento de gestión de discrepancias", según el modelo del organismo regulador estadounidense y de otros "de reconocida solvencia.
A su juicio, estos modelos promueven la "actitud crítica" y la participación como un "valor añadido" en la garantía de seguridad y de protección al público, que son el "objetivo último de la acción reguladora".
CULTURA DEL MIEDO Y REPRESALIAS
Después de que el CSN publicase este miércoles un comunicado, la presidenta de la ASTECSN, Nieves Sánchez Guitián, mostró en declaraciones a Europa Press su "desacuerdo total" con el regulador por su comunicado "equivocado" que, en su opinión "atenta contra los principios democráticos" y busca "mantener la cultura del miedo".
Sánchez ha agregado no obstante que si la ASTECSN ha cometido "algún delito", que se lo comuniquen, pero defiende que "han actuado en todo momento de forma responsable", informando al pleno de las cuestiones de seguridad nuclear que consideraban importante que conocieran los consejeros.
"Hemos usado la vía correcta. No teníamos otra e incluso, los propios inspectores nos han pedido que transmitiéramos esas informaciones al pleno", ha señalado sobre el informe sobre el presunto fallo de seguridad en la central nuclear de Almaraz (Cáceres).
Sobre la queja del CSN de que no conoce los miembros que conforman la ASTECSN lamenta la queja porque no tiene por qué informar de los integrantes de la asociación "más aún cuando se pueden producir represalias". En todo caso, ha recordado que en el regulador hay en torno a 210 técnicos de los que forman parte de la nueva asociación "más de la veintena que dice el CSN".
En definitiva, opina que la publicación de un comunicado del CSN "contra sus propios técnicos" es un suceso inaudito que no había sucedido nunca.
Finalmente, ha manifestado que para la ASTECSN, el CSN adolece de falta de independencia, de transparencia y de un liderazgo de calidad para poder funcionar con responsabilidad y calidad. "Nosotros sabemos que debemos defender la calidad y la transparencia. El camino no es fácil", ha concluido.