Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones y ONG llaman a manifestarse el sábado en Madrid contra la exclusión sanitaria de los 'sin papeles'

Asociaciones de inmigrantes, grupos pro derechos humanos y ONG han convocado una protesta este sábado a mediodía en el entorno del hospital Gregorio Marañón, en Madrid, contra el Real Decreto Ley de racionalización del gasto sanitario que, a partir de este fin de semana, dejará sin tarjeta sanitaria a los extranjeros en situación irregular que viven en España.
Estas entidades, entre las que figuran Médicos del Mundo, Pueblos Unidos, Economistas Sin Fronteras y FERINE, llaman a toda la ciudadanía a concentrarse bajo el lema "ningún ser humano es ilegal: sanidad pública universal" para exigir al Gobierno que no restrinja, como pretende, la atención de estas personas a menores de edad, embarazadas y casos de urgencia.
En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la red por 'El Derecho a tener Derechos', Víctor Sáez, ha explicado que la organización está pendiente de una resolución judicial para determinar el punto exacto de la convocatoria, ya que la Delegación del Gobierno en Madrid no autorizó que se produjese en la misma puerta del hospital, como pedían los convocantes, y éstos recurrieron.
De momento, tienen permiso para protestar en la acera de en frente del hospital, aunque la organización confía en que finalmente puedan llevar a cabo la manifestación en la entrada principal del Gregorio Marañón, como está previsto, el sábado a mediodía, para exigir la "derogación inmediata" del citado Real Decreto Ley.
La red denuncia que la privación del Derecho Humano a la salud a una parte de la población inmigrada "comporta la negación del derecho al respeto universal y efectivo de la dignidad inherente a todos los seres humanos" y "afecta al pleno respeto y salvaguarda del derecho a la vida humana", ya que, según explica, "privar de asistencia médica y sanitaria, general y ordinaria, puede conducir a la muerte a un gran número de personas".
"Invitamos a los profesionales de la sanidad y a toda la población a objetar el cumplimiento de esta norma y a desobedecerla. Actuamos desde la convicción racional y ética de la universalidad de los derechos humanos, la igualdad de derechos todas las personas independientemente de su origen nacional, y el firme convencimiento de que una sociedad que discrimina se degrada y envilece a si misma y propicia los conflictos sociales", explican los convocantes.