Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones convocantes de la manifestación del 22N difunden el testimonio de una 'top model' que abortó

Las asociaciones convocantes de la manifestación a favor de la vida, la mujer y la maternidad que discurrirá por las calles de Madrid el próximo 22 de noviembre han difundido el testimonio de la 'top model' colombiana Amada Rosa Pérez que defiende la maternidad 15 años después de haber abortado, una decisión que, según cuenta, tomó por falta de "mensajes positivos" en su entorno y que le dejó secuelas.
"En esos momentos que estuve embarazada ojalá hubiera encontrado la ayuda de alguien que me hubiera dicho algo positivo y bonito como que ser mamá no es malo", explica la modelo.
Según cuenta, ella abortó porque en su entorno solo encontraba "mensajes" que apuntaban a que "lo primero" eran sus "metas" y su "desarrollo profesional". Además, admite que sintió miedo, que no se lo dijo a sus padres y decidió "deshacerse" de su bebé.
La 'top model' asegura que esta decisión le causó un "síndrome post aborto" con "depresiones profundas, vacío emocional, pesadillas, estados de ánimo variables, irritabilidad". "Siempre que veía un bebé pensaba '¿Qué años tendría mi hijo si yo lo hubiera dejado vivir?'".
Estas secuelas --también físicas como "hemorragias, anemia, bulimia"--, según afirma, coinciden con las experimentadas por otras mujeres en su misma situación.
Por ello, las asociaciones convocantes de la marcha del 22N quieren defender la vida del no nacido pero también la protección de la mujer embarazada que, según advierten, "necesita un entorno de apoyo social donde se defienda el derecho a la maternidad con medidas concretas de ayuda a la mujer embarazada para que no se vea abocada al aborto".
El pasado 7 de octubre, más de 40 asociaciones de la sociedad civil española se juntaron bajo el lema 'Cada vida importa' para organizar esta manifestación.