Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asocian la diabetes gestacional a un adelanto de la pubertad de las hijas

Investigadores de Kaiser Permanente en el norte de California (Estados Unidos) han visto que las hijas cuyas madres desarrollan diabetes gestacional tienen muchas más probabilidades de presentar antes los primeros signos de la pubertad, según los datos publicados en la revista 'American Journal of Epidemiology'.
En el estudio buscaban analizar los motivos por los que las niñas están madurando antes que hace unas décadas ya que la pubertad precoz s ha asociado a un mayor riesgo de otros problemas para la salud como obesidad, diabetes tipo 2, síndrome de ovario poliquístico y cáncer.
"Muy pocos estudios anteriores han examinado la asociación entre el embarazo de la madre y el inicio de la pubertad de sus hijas", ha destacado Ai Kubo, epidemióloga de la División de Investigación de Kaiser Permanente, que avisa a las mujeres que estén embarazadas o quieran estarlo que deben "ser conscientes de que su obesidad o diabetes gestacional puede influir en la salud futura de sus hijos, más allá del riesgo conocido de obesidad infantil".
En este caso se basaron en un análisis de 421 niñas y sus madres, en el que se hizo un seguimiento a las menores entre 2005 y 2012 que incluyó revisiones anuales para medir su peso, altura y otros parámetros. Además, se evaluó su inicio de la pubertad mediante un examen físico.
Así, los investigadores encontraron que las niñas cuyas madres tenían sobrepeso antes de su embarazo y tuvieron diabetes gestacional fueron 2,5 veces más propensas a tener vello púbico antes que aquellas cuyas madres no tenían sobrepeso ni presentaron este problema en el embarazo. Un factor no varió con independencia de la raza, los ingresos familiares o la edad de la madre.
El estudio se suma a los análisis previos de un estudio realizado con la misma cohoerte que demostró que la obesidad y la diabetes gestacional materna estaban vinculada a un mayor riesgo de obesidad en las hijas, y que esta obesidad se relacionó con una pubertad más precoz.