Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia de Barcelona ratifica una multa de 53.000 euros al CatSalut por secuelas tras un parto

La Audiencia de Barcelona ha ratificado una sentencia del Juzgado 1 de Instancia que condenaba al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) a pagar 53.000 euros por las secuelas ocasionadas a una paciente tras una sutura defectuosa durante un parto en que se utilizaron fórceps.
Según la sentencia, consultada por Europa Press, la paciente, de 35 años, acudió en junio de 2011 al Hospital de Mollet (Barcelona) para someterse a inducción del parto de su primer hijo, ha informado el Defensor del Paciente este lunes en un comunicado.
A consecuencia del uso de fórceps, se produjo un desgarro de la comisura cervical y una fístula vesico-vaginal que precisó sutura mediante cistoscopia, lesiones que han dejado como secuelas un estrechamiento vaginal y trastornos de micción a la paciente.
Así, la Audiencia ha rechazado el recurso de la demandada que, si bien reconoció la lesión vaginal, minimizó su trascendencia en la vida de la paciente, una mujer joven y activa sexualmente, que ha visto alterada su vida cotidiana y relaciones íntimas.
La sentencia ratificada establece que la descripción de la mecánica quirúrgica pone de relieve una vinculación entre los desgarros producto del fórceps y un problema de salida de orina.
Sobre las lesiones vaginales que causan obstrucción y estrechamiento y dispareunia, el juez reconoce que "una base objetivable a lo que es la problemática que le afecta en la práctica del coito y que corroboró en el acto de la vista el esposo de la demandante".