Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia desestima el recurso de Matas y confirma la fianza de 3 millones

La Audiencia Provincial de Palma ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el ex presidente balear, Jaume Matas, contra las medidas cautelares dictadas hacia él por su imputación en el "caso Palma Arena" y ha confirmado la fianza de 3 millones de euros para eludir la prisión provisional.
La sección segunda de la Audiencia Provincial ha dictado hoy un auto que confirma tanto la fianza como la entrega de pasaporte por parte de Matas, la prohibición de salir del territorio nacional y la obligatoriedad de que se presente quincenalmente ante los juzgados, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares en un comunicado.
La resolución confirma todas las medidas cautelares dictadas por el juez José Castro, instructor del "caso Palma Arena" de supuesta corrupción durante la pasada legislatura del PP.
En la vista de la apelación que se celebró en la Audiencia de Palma el pasado 21 de junio, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach mantuvo su petición de prisión provisional bajo fianza de 3 millones por considerar que existe riesgo de fuga y de alteración o destrucción de pruebas por parte de Matas.
La defensa de Matas consideraba la fianza desproporcionada y su abogado, Rafael Perera, señaló tras la vista que en su opinión "no existe en realidad ese riesgo de fuga para acordar la prisión provisional, puesto que el señor Matas es el primer interesado (...) en comparecer ante la Justicia y en poder aclarar todas las imputaciones que se le hagan".
Aparte de este recurso de apelación, la Audiencia aún tiene que resolver otro recurso de la defensa pidiendo la anulación de las escuchas telefónicas entre Matas y su abogado presentadas por sorpresa por el juez durante el interrogatorio al ex presidente en marzo.
Castro denegó en un auto extraer del sumario las conversaciones telefónicas intervenidas entre Matas y su letrado, mientras la defensa no las considera ajustadas a Derecho porque recogen conversaciones entre abogado y cliente cuando este último residía en Estados Unidos y no había muchas maneras de comunicarse con él.