Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta un 26% la tasa de donación con 73 donaciones de órganos y 180 trasplantes realizados en 2013

Castilla-La Mancha ha aumentado un 25,9 por ciento su tasa de donación, que se sitúa en 34,7 donantes por millón de habitantes, con un total de 73 donaciones de órganos y 180 pacientes trasplantados en el año 2013, gracias a que el 79 por ciento de esas donaciones fueron de varios órganos; frente a las 58 donaciones y 132 trasplantes de 2012.
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha destacado estos "extraordinarios datos" que son un "auténtico récord histórico" para Castilla-La Mancha y que sitúan, por primera vez, a esta región en la media nacional de trasplantes que es de 35,1 donantes por millón de habitantes.
"Un logro desde el punto de vista sanitario. Castilla-La Mancha deja de estar a la cola del ámbito del número de donaciones y hemos incrementado hasta en un 70 por ciento el número de trasplantes en la región en un solo ejercicio", ha añadido el consejero.
Además, se han registrado "máximos históricos" en donantes en los hospitales de Guadalajara, en el Virgen de la Salud de Toledo y en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, así como en el hospital de Hellín con 11 donantes de tejidos.
Asimismo, se han alcanzado los 1.130 donantes de médula ósea en el año 2013, lo que supone, según Echániz, "un auténtico récord también en materia de donantes de médula ósea", ya que "se multiplicado por 14 el número de donantes" en relación al año anterior".
"Por lo tanto, Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas en este momento con mayor incremento en el número de donantes de médula ósea. Hemos conseguido adelantar a Madrid, a Cataluña, a Valencia y a Canarias, y hemos conseguido datos históricos en el ámbito nacional", ha subrayado el consejero.
INCREMENTO EN TRASPLANTES RENALES
Por su parte, la responsable de la Unidad de Trasplantes de la región, María José Sánchez, ha indicado que el 70 por ciento de los donantes han sido mayores de 60 años, y el 70 por ciento de ellos habían fallecido por accidentes cerebrovasculares.
En cuanto a los trasplantes realizados en Castilla-La Mancha, la doctora Sánchez ha destacado el incremento "llamativo" en los trasplantes renales, que han sido 94, los cuales han tenido, además, "una distribución muy homogénea entre Albacete y Toledo", con 47 trasplantes realizados en cada uno de estos complejos hospitalarios.
Además de estos 94 pacientes, 52 personas de la región han sido trasplantadas de otros órganos. De este modo, ha habido 29 pacientes de trasplante de hígado, siete de corazón, 14 de pulmón, dos de páncreas y un niño al que se le realizó un trasplante multivisceral.
Asimismo, se ha realizado un total de 31 trasplantes de médula ósea, 20 de ellos en el Complejo Hospitalario de Albacete y los 11 restantes en el Hospital Universitario de Guadalajara.
Por último, la responsable de la Unidad de Trasplantes de la región ha informado del incremento en el número de carnés de donantes, que ha alcanzado los 700 en la región; así como de las negativas familiares a la hora de donar los órganos de un fallecido que se ha situado en un 21,5 por ciento, lo que supone un descenso de dos puntos con respecto a 2012.
MÁS DE 100 PROFESIONALES POR TRASPLANTE
Según ha explicado el coordinador del área de trasplantes en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, José María Díaz Borrego, en cada trasplante de órgano intervienen más de 100 profesionales, movilizándose así "todo el hospital".
El doctor Díaz Borrego también ha hecho hincapié en la necesidad de que haya donantes para poder continuar con los trasplantes de órganos y ha diferenciado entre la "etapa triste" de una donación, que supone tener que pedir los órganos a los familiares de un fallecido, y por otro lado, el "momento feliz" de poder realizar un trasplante y salvar una vida.
En este sentido, el representante de la Asociación de trasplantados de Castilla-La Mancha y paciente trasplantado hace dos meses, Juan Antonio Sánchez, ha invitado a los ciudadanos "a que participen del privilegio de regalar vida y se hagan donantes porque esos órganos que se donan lo van a mantener vivo en el cuerpo de otra persona y dicha persona y sus familiares les estarán eternamente agradecidos".