Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Automovilistas europeos aseguran que Carromero podía conducir en Cuba al no haber una resolución sobre su carné

La Asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha asegurado que Ángel Carromero, el joven de Nuevas Generaciones (NNGG) del PP retenido en Cuba, podía conducir en este país ya que no consta la notificación de la resolución sobre su carné.
En un comunicado, esta asociación ha explicado que "se ha visto en la obligación de precisar" las informaciones que apuntaban acerca de una posible situación irregular en la autorización administrativa para conducir de Carromero.
En este sentido, ha explicado que no constando notificada a Carromero una resolución ejecutiva de pérdida de vigencia de la autorización administrativa para conducir, "no puede en modo alguno cuestionarse" su derecho a conducir tanto en España como en Cuba.
"Tal y como está diseñado el permiso por puntos en España, el hecho de que una persona haya agotado su saldo de puntos no conlleva automáticamente la pérdida de su derecho a conducir, situación a la que sólo se llega después de un procedimiento en el que se declare la pérdida de vigencia del permiso de conducir y se le notifique de forma fehaciente al interesado", ha señalado.
Así, ha recordado que, en las informaciones periodísticas "no consta" que por parte de las autoridades de Tráfico en España se hubiera dictado la correspondiente resolución ejecutiva. "En consecuencia, no consta que Carromero estuviera privado de su derecho a conducir vehículos a motor en España", ha señalado.
La asociación también recupera un artículo del código de seguridad vial en Cuba en el que se explica que los extranjeros pueden conducir vehículos de motor durante un periodo "improrrogable" de seis meses "siempre que posean una licencia o autorización oficial en pleno vigor que los capacite para conducir en su país de residencia".