Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Automovilistas urgen a renovar el parque de automóviles ante el aumento de vehículos antiguos implicados en accidentes

Asociaciones de automovilistas consideran "urgente" la renovación del parque automovilístico español ante el dato que revela que el 57 por ciento de los vehículos implicados en accidentes de tráfico mortales en las carreteras españolas este verano tenían 10 o más años de antigüedad.
En declaraciones a Europa Press, el director de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE), Tomas Santa Cecilia, ha asegurado que se trata de un dato "bastante preocupante" y que la renovación del parque debe ser "inmediata". Por ello, ha llamado a los usuarios que tengan vehículos de 10 o más años a renovarlos.
En cualquier caso, ha valorado "positivamente" el descenso de un 10% de la siniestralidad en las carreteras españolas aunque ha puntualizado que estos datos no deben servir para quedarse "tranquilos" ni para dejar de plantearse objetivos más ambiciosos.
Entre los datos que más les han llamado la atención, según ha añadido, se encuentra el aumento de 16 víctimas mortales en colisiones frontales. Así, ha trazado el perfil de máximo riesgo: conducir con un vehículo de más de 10 años por carretera convencional, principalmente por la noche y en condiciones de fatiga.
Por su parte, el presidente de los Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, también ha incidido en el envejecimiento del parque automovilístico y en su "negativo" impacto en los accidentes de tráfico.
Además, considera que los datos presentados este martes por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, son "preocupantes" porque, si bien se ha reducido la cifra de fallecidos, se produce "una desaceleración" con respecto a años anteriores. Sin embargo, ha indicado que esta desaceleración también se observa en la cifra de fallecidos en lo que va de año y que está "en consonancia" con las reducciones de mortalidad en Francia y Portugal.
A su juicio, la crisis está afectando "negativamente" a la seguridad vial y, en este sentido, ha apuntado varios indicadores como el aumento de accidentes con múltiples fallecidos, lo que indica que los vehículos tienen una mayor ocupación, o el aumento de las colisiones frontales, lo que indica un mayor uso de las carreteras secundarias. En este punto, Arnaldo se ha pronunciado en contra de establecer un peaje en la red de autovías de España.
En todo caso, el presidente de la AEA ha señalado que habría que hacer un análisis de la siniestralidad por comunidades pues el dato del descenso de un 10% del número de fallecidos, del que, a su juicio, parece que se quiere hacer un discurso "triunfalista", contrasta con los resultados obtenidos en Cataluña o el País Vasco.
INVERTIR EN LAS SECUNDARIAS Y SUBVENCIONAR
Por su parte, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), ha valorado positivamente el descenso del número de fallecidos en verano en las carreteras españolas, aunque ha destacado como datos "alarmantes" el elevado número de fallecidos en la red de carreteras secundarias y el hecho de que más de la mitad de los vehículos implicados en accidentes mortales tuviese 10 años o más.
Ante estas cifras, Cristina Contonente, del departamento de comunicación del CEA, ha insistido en la importancia de seguir invirtiendo en las carreteras convencionales porque, según ha indicado, "está claro que sigue fallando algo" en estas vías, y en la necesidad de subvencionar y seguir estimulando la compra de vehículos nuevos.