Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Autoridades despiden al Simpecado de Emigrantes, que tiene previsto llegar al Rocío por su camino tradicional

Instituciones como la Diputación Provincial de Huelva, el Ayuntamiento, la Subdelegación del Gobierno y la Junta de Andalucía han realizado una ofrenda floral y han despedido este miércoles al Simpecado de Emigrantes desde la capital, jornada en la que comienza su peregrinar hasta la aldea del Rocío y que, por el momento, tiene previsto realizarlo por su camino tradicional.
El presidente de la Diputación onubense, Ignacio Caraballo, ha deseado "un feliz camino" a los rocieros, aunque ha reconocido que espera que las demás hermandades "tengan un Rocío más tranquilo respecto a las lluvias". No obstante, ha precisado que "esto es lo que diferencia al Rocío de otras romerías. Hay que asumirlo como viene y este año tenemos mucha lluvia".
Por su parte, la Junta de Gobierno de la hermandad de Emigrantes ha decidido, tras la Misa de Romero, restablecer el itinerario tradicional y hacer su paseo por la capital en vez de partir directamente desde la Comandancia de Marina y el Muelle del Tinto, pero lo ha realizado aligerando el paso, pues ha pasado por la Diputación casi una hora antes de la hora concertada.
Unos minutos después se ha detenido en la puerta del Ayuntamiento, donde la ofrenda floral ha estado amenizada por el coro Voces del Conquero, por la Banda Sinfónica Municipal y por una lluvia de pétalos.
Por su parte, la presidenta de la hermandad, Belén Requena, ha remarcado que realizar este recorrido por la capital "ha sido una decisión acertada" porque en esos momentos la lluvia los ha respetado.
A escasos metros, el Simpecado ha vuelto a parar en la puerta de la Subdelegación del Gobierno, donde el subdelegado, Enrique Pérez Viguera, junto a su esposa, María Luisa Guerrero, les ha deseado "el mejor camino posible hacia la aldea almonteña" y le ha entregado un ramo de flores a la Concha Peregrina.
"MÁXIMA COLABORACIÓN"
El subdelegado ha pedido "la máxima colaboración" de todos los rocieros de Emigrantes con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "para tratar de minimizar los efectos del temporal y garantizar la seguridad en los caminos".
Al respecto, Pérez Viguera ha destacado la labor de acompañamiento de la Hermandad de Emigrantes que lleva a cabo el Cuerpo Nacional de Policía a través de su Unidad de Caballería. Dentro del Plan Rocío Seguro que despliega el Gobierno de España de cara a la romería de este año, la Comisaría Provincial moviliza en Huelva a 315 efectivos encargados de velar por la seguridad ciudadana y el orden público en la salida y entrada de las hermandades.
Además, se refuerzan las actuaciones de prevención y vigilancia de zonas urbanas y polígonos industriales para prevenir posibles delitos contra el patrimonio durante los días de romería.
Por último, casi al final del recorrido por la capital, el delegado de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, acompañado de otros delegados territoriales y personal de la Administración autonómica, ha despedido a la Hermandad de Emigrantes, deseándoles "el mejor de los caminos".
LA COMITIVA
La comitiva de Emigrantes está integrada este año por 1.500 personas, 150 caballos, siete carros tradicionales, 22 vehículos de tracción animal, 25 tractores con remolque adornados y 20 vehículos de apoyo.
Con la salida de Emigrantes, se ha activado el Plan Romero Municipal, que tiene el objetivo de velar por la seguridad de los peregrinos onubenses hasta su llegada a la aldea. El dispositivo está integrado por un intendente mayor, un intendente, un inspector, dos subinspectores, cuatro oficiales y 70 agentes. El equipo de la Policía Local acompañará a la hermandad hasta la Punta del Sebo, aunque Protección Civil, continuará con ellos durante toda la jornada y la pernocta en Tres Rayas y el jueves, hasta la llegada a la aldea de El Rocío.