Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Autoridades brasileñas descartan la presencia de una bomba en el avión de Air France

Un avión de la compañía Air France, que cubría la ruta entre Río de Janeiro y París, se vio obligado a realizar una escala de emergencia en la localidad brasileña de Recife debido a una falsa amenaza de bomba. En la imagen, un avión de Air France despega de la terminal 2 del aeropuerto internacional Charles de Gaulles, en Roissy, cerca de París, (Francia). EFE/Archivotelecinco.es
Las autoridades brasileñas descartaron hoy la presencia de una bomba dentro de un avión de la aerolínea francesa Air France que cubría la ruta Río de Janeiro-París y fue obligado anoche a aterrizar de emergencia en la ciudad de Recife.
"Fueron finalizados los trabajos de la Policía Federal con la inspección de los equipajes de los pasajeros del vuelo 443 de Air France y no fue encontrado ningún tipo de artefacto explosivo", divulgó a través de un comunicado el servicio brasileño de administración aeroportuaria Infraero.
El avión se vio obligado a realizar una escala de emergencia en Recife, capital de Pernambuco (noreste) debido a una falsa amenaza de bomba.
El Boeing 747-400, con 423 personas a bordo, aterrizó esta madrugada en el aeropuerto de Guararapes, después de que una llamada al aeropuerto internacional de Río de Janeiro alertase de la existencia de un artefacto explosivo en el aparato.
Tras tomar tierra en Recife, los 405 pasajeros y los 18 miembros de la tripulación fueron evacuados y se procedió a la inspección del avión.
El aeropuerto permaneció cerrado durante 30 minutos y durante todo el proceso, los pasajeros permanecieron en calma, según relataron medios locales.
En otro comunicado, la compañía francesa había también descartado la presencia de una bomba dentro de la aeronave y confirmado de que se trató de una falsa alarma.
El vuelo será retomado en la noche de hoy con la misma tripulación, que por el reglamento interno de la compañía debió descansar obligatoriamente debido a que su carga máxima de horas de trabajo ya se había acumulado, mientras que los pasajeros fueron alojados en hoteles de Recife.
El 1 de junio de 2009, otro avión de Air France se estrelló en el Atlántico cuando cubría la misma ruta, en un accidente cuyas causas todavía son investigadas y en el que murieron los 228 ocupantes de la aeronave.