Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Auxiliares defienden a Teresa y dicen que si se hubiera tocado la cara "los observadores deberían haberlo visto"

La secretaria de Organización del Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE), Isabel Lozano, ha defendido el buen hacer de Teresa Romero, infectada con el virus del ébola, y ha añadido que si realmente se hubiera tocado la cara con parte del traje de protección, "los observadores deberían haberlo visto".
Desbordados ante el aluvión de información tras conocerse la infección de la auxiliar de enfermería, Lozano ha opinado, en declaraciones a Europa Press, que es "un poco raro, hasta sospechoso" que se ponga en duda la profesionalidad de Teresa --con catorce años de experiencia y que trabajó con enfermedades infecciosas tropicales en el Hospital Carlos III--, cuando los responsables de la Administración han asegurado que "en el momento en el que se ponían los trajes siempre había observadores".
"¿No lo vieron?", se pregunta Isabel Lozano, que ha apostillado que la Consejería de Sanidad les aseguró ayer que el contagio no podía deberse a un fallo en el protocolo. "¿Para qué estaban los observadores? Al final el muerto se lo van a endosar a ella", ha declarado la representante de SAE.