Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ayuntamiento de Madrid y Fundación ONCE impulsan el acceso a discapacitados a pisos temporales y su inserción laboral

El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), y la Fundación ONCE han firmado este lunes un convenio que facilitará el acceso de las personas con discapacidad a la vivienda pública, tanto a pisos protegidos totalmente adaptados, como a alojamientos adaptados temporales, para la integración laboral y formación profesional de estas personas.
Se trata de un convenio dirigido a facilitar el acceso de las personas con discapacidad a la vivienda pública, gracias a la puesta en marcha de tres programas que "fomentan la vida independiente en una vivienda adaptada".
En la firma del convenio han intervenido la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda y la delegada del Área de Urbanismo y Vivienda, Paz González. Además, en el acto han estado presentes el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez o el consejero delegado de la EMVS, Fermín Oslé, entre otros.
La principal novedad de este convenio es precisamente el acceso a viviendas de alojamiento temporal que permiten dos de los programas. Estos facilitan el acceso a la integración laboral o a la formación profesional de personas que no viven en Madrid y que durante un tiempo necesitan desplazarse a la capital para disfrutar de estos servicios que les pueden permitir el acceso a un puesto de trabajo.
En este sentido, las viviendas para integración laboral son de uso individual, y las de formación profesional, de uso colectivo. El régimen de acceso a ellas será de alquiler, bien directamente con el usuario, en el caso de las individuales, o con la Fundación ONCE, en el caso de las colectivas. En ambos casos, verán reducida su renta en un 15 por ciento y, en el caso de las dedicadas a facilitar la formación profesional, el convenio prevé un importe máximo de 200 euros al mes.
La alcaldesa ha destacado que se trata de viviendas "con una renta subvencionada y menor a los precios del mercado, y con la ventaja de ser una vivienda previamente adaptada", con lo que el Ayuntamiento "fomenta e impulsa la incorporación de las personas con discapacidad al entorno laboral".
Por su parte, el presidente de la ONCE, que ha dicho sentirse "orgulloso y agradecido", ha hecho referencia a las personas con discapacidad que "lógicamente" acuden a la capital, "donde hay más oportunidades de formarse y mejorar el currículum para optar a un puesto de trabajo".
Por otro lado, el programa restante contempla la oferta de vivienda protegida municipal adaptada. En él, las viviendas se encuentran agrupadas en paquetes de entre 4 y 6 viviendas dentro de la misma promoción, con el fin de que los beneficiarios puedan compartir determinados servicios indispensables como personal de asistencia o transporte. El régimen de acceso a estas viviendas será de venta, alquiler o alquiler con opción a compra.
Durante el acto, Carballeda ha destacado algunos de los avances que se han hecho en la capital en materia de accesibilidad, señalando la labor realizada con los autobuses municipales, que han alcanzado "el cien por cien de la accesibilidad". Sin embargo ha instado a seguir trabajando en este sentido, y ha dicho que "tenemos que mejorar, y que es trabajo de todos", para que Madrid "siga siendo capital de España, de Europa y del mundo, en ejemplos sociales".
"Todo ello, la vivienda, el acceso al ocio o el transporte", ha dicho, no tiene sentido "si no tenemos un trabajo", y a este respecto, ha destacado la creación de 7.500 puestos de trabajo en 2013 para personas con discapacidad por parte de la ONCE.
LA LABOR DE LA EMVS CON LOS DISCAPACITADOS
Botella también ha destacado la labor que la EMVS viene desarrollando desde hace tiempo, ya que "reserva un cupo especial de viviendas para personas discapacitadas con movilidad permanente reducida", y ya "en 2008 promovió una modificación del Reglamento de Adjudicación de Viviendas para establecer un procedimiento de adjudicación inmediata para todas aquellas personas con movilidad reducida, inscritas en el 'Registro Permanente de Solicitantes de Vivienda', y que cumplieran los requisitos de acceso a una vivienda protegida".
Además, también ha hecho hincapié en que "las promociones de viviendas protegidas en régimen de alquiler de la EMVS tienen reservado un cupo de un 4 por ciento para personas con discapacidad".
"A falta de concretar la demanda que resulte de este convenio, actualmente hay unas 90 viviendas protegidas municipales ubicadas en los distritos de Usera, Barajas, Tetuán, Carabanchel, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Vicálvaro", ha señalado.
Se trata de pisos situados en la planta baja, y sus adaptaciones han sido supervisadas y validadas por la Fundación ONCE. Todos cumplen con la normativa de accesibilidad y barreras arquitectónicas. Además no tienen un precio diferenciado del resto de nueva construcción, a menos que incluyan sistemas muy específicos.
Botella ha recordado que "adaptar una vivienda tiene un coste mínimo de 3.500 euros", de ahí la importancia de acciones como la de hoy, que "ponen a disposición de personas con discapacidad unas viviendas públicas que les abran las puertas de su independencia y les faciliten su acceso a un puesto de trabajo", ha concluido.