Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baleares exige "libertad lingüística"

Varios miles de ciudadanos han recorrido las principales calles de Palma para exigir la "libertad lingüística" en todos los ámbitos de la vida pública, como la elección de la lengua en la educación de los hijos, en una manifestación organizada por el Círculo Balear.
Su presidente, Jorge Campos, ha pedido la derogación del decreto de normalización lingüística de Baleares y que el catalán tenga consideración de mérito y no sea un "requisito excluyente" para acceder al trabajo en la administración pública.
A la misma han acudido representantes de 25 entidades sociales y políticas, así como la líder de UPyD, Rosa Díez; el presidente de Ciutadans, Albert Rivera; o la portavoz del PP en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Regina Otaola.
La manifestación ha sido convocada bajo el lema "Nuestras lenguas nos unen, Volem llibertat d'elecció" y, durante la misma, se han podido escuchar consignas como "llibertat", "libre elección, no a la imposición", "som mallorquins, no catalans" o "luego diréis que somos cinco o seis".
Según la organización, los asistentes han llegado a los 25.000, mientras que la Delegación del Gobierno no ha ofrecido cifras oficiales de esta manifestación que ha comenzado a las 12:00 horas en el Paso del Borne de la capital balear y ha concluido a las 13:30 horas bajo la estatua de Jaime I en la Plaza de España.