Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban pide leyes más severas contra el cultivo, el tráfico y la producción de drogas

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, indicó que "el abuso de las drogas se puede prevenir, tratar y controlar". EFE/Archivotelecinco.es
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se pronunció hoy a favor de leyes más severas para acabar con el cultivo, producción y tráfico de drogas ilícitas, así como de aumentar la asistencia a los países en desarrollo más vulnerables a ese problema.
Ban se pronunció así en la celebración del Día Internacional contra el tráfico y el abuso de las drogas, al tiempo que resaltó que este año se cumple el centenario de las primeras reuniones, las de la Comisión del Opio en Shanghai (China), para acabar con ese problema que en esa fecha alcanzó nivel de epidemia en el país asiático.
El responsable de la ONU indicó que "el abuso de las drogas se puede prevenir, tratar y controlar", al tiempo que pidió a los Estados miembro del organismo multilateral que incorporen los tratamientos antidrogas en sus programas de salud pública.
También les instó a la plena implementación de las convenciones de la ONU contra el crimen trasnacional organizado y contra la corrupción, ya que son instrumentos que pueden ayudar a prevenir y controlar los delitos relacionados con el narcotráfico, algo que "plantea una seria amenaza a la seguridad en muchas partes del mundo".
Ban se refirió también a que una mayor asistencia a los países más vulnerables al tráfico de drogas, incluyendo el reforzamiento de las leyes, les ayudará a mejorar en estabilidad y a lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) contra la pobreza.
A principios de la semana el director de la Oficina de la ONU para la Drogas y el Delito (UNODC), Antonio María Costa, presentó en Washington el Informe Mundial sobre Drogas de la institución y al respecto señaló que los esfuerzos internacionales contra la producción y tráfico de drogas ilegales "están dando resultados".
Agregó que el mercado global de la cocaína, que alcanza 50.000 millones de dólares, "experimenta cambios sísmicos", ya que "los niveles de pureza y las confiscaciones (en los principales países consumidores) han disminuido, los precios suben y las pautas de consumo son fluctuantes".
Costa indicó que ello ayuda a explicar el "brutal aumento" de la violencia en países como México, mientras que en América Central los cárteles "se enfrentan por un mercado que se reduce".
También destacó que Colombia, que produce la mitad de la cocaína de todo el mundo, hubo una disminución del 18 por ciento en el cultivo (de hoja de coca) y una caída enorme del 28 por ciento en la producción (de la droga) desde 2007.