Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia apoya al Centro Padre Piquer de Madrid en dos programas para atender a familias vulnerables

Bankia apoya al Centro Padre Piquer de Madrid en la financiación de dos programas encaminados a atender a las familias más vulnerables, un apoyo que se enmarca dentro de sus líneas de acción social, entre las que se encuentran la educación y la empleabilidad, y que ha sido expresado por el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, durante una visita a esta institución este miércoles, 25 de mayo.
Así, el presidente de Bankia ha expresado el compromiso de la entidad financiera con "el apoyo social y la innovación en la educación que representa el Centro Padre Piquer" durante su visita al centro, en el que cursan estudios más de 1.100 alumnos de 38 nacionalidades y culturas diferentes.
La colaboración de Bankia con el Centro Padre Piquer se concreta en dos programas, según detalla la entidad. El primero es el de Servicio de Intervención con Familias y Alumnos, entre cuyos objetivos se encuentran ofrecer a las familias ayuda en problemas de índole social, educativa, jurídica y psicológica, promover la detección precoz de estos problemas a través de los profesores y tutores, y formar profesionales de alto nivel en el trabajo con familias.
El segundo programa apoyado por Bankia es el de Mediación Escolar, cuyas metas son sensibilizar a profesores, familias, alumnos y personal no docente de la importancia de resolver los conflictos, formar a alumnos como mediadores, y potenciar técnicas de cooperación y comunicación con el fin de reducir las tensiones, los conflictos y la violencia entre alumnos, entre otras.
El Centro de Formación Padre Piquer se ha convertido en un ejemplo de Educación Inclusiva en la ciudad de Madrid. Se ubica en el barrio de La Ventilla, con más de un 30% de población inmigrante. En 2015, la institución fue destacada por Ashoka, la mayor red internacional de emprendedores sociales, como uno de los cuatro colegios españoles Changemaker, el único en la Comunidad de Madrid, por su innovación y los resultados de su propuesta educativa, con un 85% de éxito escolar.
En su visita al centro, Goirigolzarri ha estado acompañado por su director, Ángel Serrano; el superior jesuita, Juanjo Tomillo; el provincial de los jesuitas en España, Francisco José Ruiz Pérez, y el director general de la Fundación Montemadrid, José Guirao, con quienes ha recorrido varias aulas en las que tuvo la oportunidad de conversar con alumnos y profesores.
Durante la visita, Serrano ha expresado su satisfacción por el hecho de que "empresas de este calado quieran apoyar, a través de su RSC y sus proyectos sociales, iniciativas tan relevantes, tan importantes y tan reales como es Padre Piquer", a la que ha definido como "una escuela distinta, diferente y, sobre todo, que apoya con sus recursos a las personas que más lo necesitan, a los más vulnerables y marginados de la sociedad".
Goirigolzarri también ha conocido las llamadas 'Aulas Cooperativas Multitarea', en las que "no existen asignaturas ni libros de texto; las mesas y las sillas ocupan el espacio en forma de círculos, rectángulos o cuadrados; tres profesores participan simultáneamente en ellas; los horarios son flexibles, y los estudiantes aprenden a través de una mayor interacción con sus tutores, con el resto del profesorado y con sus propios compañeros", según el director del centro.
El colegio Padre Piquer, propiedad de la Fundación Montemadrid y dirigido por la Compañía de Jesús, cumplirá el próximo curso escolar 50 años.