Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delegación madrileña aterriza en Barajas entre aplausos para Gasol y Alejandro Blanco

La delegación de Madrid 2020 ha aterrizado en el aeropuerto de Barajas a las 5.30 horas con aplausos dentro del avión para el baloncestista y ponente en la exposición final ante el COI Pau Gasol y para el presidente de la candidatura y del COE, Alejandro Blanco.
Blanco ha sido una de las pocas autoridades que han regresado a España a bordo del chárter fletado desde Buenos Aires con deportistas, periodistas y patrocinadores. Suyo fue uno de los discursos más emotivos de la noche del sábado, cuando se conoció que Madrid cayó en primera ronda para dar a Tokio como vencedora y organizadora de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2020.
"Podemos perder pero jamás seremos vencidos", declaró visiblemente emocionado y con la voz rota, antes de afirmar que "la victoria o la derrota no tienen ninguna importancia cuando se hace juntos".
Gasol fue el plato fuerte de la presentación española ante el COI, un discurso plagado de guiños de humor que no se pudo seguir por la prensa debido a la caída de la señal de televisión a raíz de la fuerte tormenta caída en Buenos Aires.
El baloncestista fue el primero en describir lo que sentía, minutos después de conocerse la decisión olímpica. "Te hace cuestionarte ciertas cosas y no quiero cuando se trata de deporte", afirmó de modo contundente a su salida del Hotel Hilton, donde se produjo la votación del COI.
También confesó que era un resultado "difícil" de digerir por el "mucho trabajo e ilusión que había detrás". "Tengo la sensación de que no hemos sido correspondidos", señaló después de pedir "no venirse abajo".